Los tacos de pollo auténticos son uno de los platos de la cocina mexicana con más fama en todo el mundo. Se trata de un plato que, además de tener muy sencilla elaboración, es muy fácilmente personalizable, por lo que le gusta a todo el mundo.

Como en la mayoría de recetas mexicanas, el producto fresco, las especias y el picante son algunos de los ingredientes clave que aportan a este plato su identidad, junto con el crujiente de las tortillas y lo cremoso del guacamole.

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Económico Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 2 cebolletas rojas medianas.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento amarillo.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de pimentón.
  • 1 cucharada de comino.
  • 500 gramos de carne picada de pollo.
  • 12 tortillas de maíz.
  • 1 tomate grande.
  • 2 cucharadas de cilantro fresco.
  • 2-3 chiles verdes.
  • 1 Cucharada de tabasco.
  • 2 Limas.
  • Sal.
  • 2 aguacates.
  • Crema agria.

Elaboración

  1. Trocear una de las cebollas y el pimiento en dados muy pequeños
  2. En una sartén, calentar el aceite de oliva y, una vez esté caliente, añadir las verduras troceadas. Cocinarlo todo a fuego medio
  3. Cuando la cebolla comience a ganar transparencia y antes de que empiece a dorarse, añadir la carne picada de pollo.
  4. Una vez el pollo comience a tener un color blanquecino, es el momento ideal para añadirle la sal, el pimentón y el comino. Puedes adaptar la cantidad de especias que utilices a tu gusto, según prefieras un sabor más suave o intenso.
  5. Una vez mezclado todo y que tanto la carne como las verduras hayan dejado de soltar agua, añade un diente de ajo picado a la mezcla. Déjalo cocinar unos minutos para que los sabores se combinen y aparta la mezcla para utilizarla después.
  6. Como condimento para los tacos, vamos a incorporar verduras frescas y guacamole. Esto enriquecerá los sabores y texturas del plato.
  7. Pica el tomate, la otra cebolleta, los chiles verdes y el cilantro fresco. Échalos en un bol y mézclalos con un poco de sal, zumo de lima y tabasco hasta que los ingredientes estén repartidos homogéneamente.
  8. Ahora solo quedaría hacer el guacamole para tener todo listo. Pela los aguacates y pícalos en taquitos.
  9. Añade un poco de sal, el otro ajo machacado y zumo de lima.
  10. Con la ayuda de un tenedor o una batidora, haz un puré con los ingredientes. La textura final dependerá de tu gusto. El guacamole auténtico tiene algunos grumos de aguacate que, gracias a su textura cremosa, enriquece el resultado final del plato, pero puedes dejarlo completamente cremoso.
  11. Una vez que están preparados todos los pasos solo te queda coger las tortillas y poner en el centro el pollo, las verduras y el guacamole. Corona la mezcla con crema agria, dobla la tortilla por la mitad y ¡ya tienes tus deliciosos tacos mexicanos!

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Si quieres darle a tus tacos el mejor sabor, pide la carne de contramuslos deshuesados. De esta manera, gracias a su mayor contenido en colágeno conseguirás una mezcla más jugosa.