Saber cómo hacer hummus casero siempre es interesante porque esta receta, cuyos orígenes se sitúan en el Antiguo Egipto, se ha puesto de moda en Occidente por sus interesantes cualidades.

En principio solo consistía en una pasta de garbanzos a la que podían añadirse otros ingredientes, pero al convertirse en una receta global también ha variado su composición.

El hummus de remolacha es una opción interesante para aquellas personas que apuestan por un plato vegetariano y completo. No hay que olvidar que, pese a ser 100% vegetal, esta elaboración tiene un gran aporte energético. La remolacha le aporta una tonalidad distinta, además de un toque de sabor distintivo que te sorprenderá.

Tiempo de preparación: 10 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 400 gramos de garbanzos cocidos, que también pueden ser crudos
  • 180 gramos de remolacha cocida
  • Una cucharada sopera de tahini
  • Zumo de un limón exprimido
  • Dos cucharadas de comino
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Un diente de ajo
  • Semillas de sésamo

Elaboración

  1. En primer lugar, vierte los garbanzos cocidos en un robot de cocina o bol en el que puedas posteriormente triturar. Suponemos que los garbanzos ya están cocidos, pero si estuviesen crudos tendrías que ponerlos en remojo durante un mínimo de 8 horas. La mejor alternativa es introducir la remolacha debidamente cortada para que sea más fácil hacer la mezcla. El resultado es que podrás triturar todo en menos tiempo. Piensa que, aunque es una receta que tarda poco en prepararse, la tecnología de la que dispongas va a ser determinante para marcar los tiempos.
  2. Posteriormente, tendrás que añadir el resto de los ingredientes, el tahini, aceite de oliva, zumo de limón, ajo y comino. Una vez que lo tengas todo, podrás activar el robot de cocina o el túrmix, en función de lo que utilices. Te recomendamos que cortes el diente de ajo en trozos más pequeños. No en vano, has de tener en cuenta que la consistencia de la masa es uno de los principales valores del hummus.
  3. Finalmente, añade las semillas de sésamo o de otro vegetal que sea de tu agrado. Esto tienes que hacerlo como complemento final una vez que ya tengas la mezcla resultante para poder disfrutarla. Los cereales y las oleaginosas son una opción para quien desee introducir nuevos matices en la receta y, por tanto, es una posibilidad que va asociada al gusto de cada consumidor.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

No todas las personas quieren degustar el hummus de esta forma, pero quizá tú sí prefieras contar con unas tostadas para untar. Es una manera de disfrutar de este tipo de receta personalizada en función de lo que desee cada grupo de comensales.

La materia prima es fundamental, motivo por el cual te recomendamos que utilices garbanzos de calidad. Una excelente opción en relación con el dilema de cómo hacer hummus casero de exquisita calidad es comprar garbanzos de Fuentesaúco (Zamora), que destacan por su textura y su sabor y que harán que la receta te quede más sabrosa.