Hacer tomates verdes fritos te permite disfrutar de uno de los grandes aperitivos diferentes. Esta es una receta sencilla, que prepararás en un momento y que te permitirá picotear antes de una comida. Nada mejor que abrir el apetito con un entrante sabroso y más todavía si este se basa en una película.

Si eres un fanático del séptimo arte, conocerás la película que lleva el nombre de esta receta. Disfrutarás como nunca elaborando este sencillo plato, el cual te permitirá degustar de una manera diferente un tomate verde. Este es un ingrediente que no suele verse mucho, pero que puede reportar grandes experiencias culinarias. Además, para hacer esta receta no tendrás que utilizar demasiados ingredientes y te llevará poco tiempo. ¿Qué más puedes pedir?

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Muy baja. Coste: Económico. Comensales: 4

Aceite de oliva. (Pixabay)
Aceite de oliva. (Pixabay)

Ingredientes

  • 4 tomates verdes
  • 2 huevos
  • Una taza de aceite de oliva virgen extra
  • Media taza de leche
  • Una taza de harina
  • Media taza de pan rallado
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. Lo primero que tendrás que hacer es cortar los tomates verdes en rodajas. Procura que no sean cortes muy gruesos, ya que son más difíciles de freír cuando llega el momento y pueden romperse durante la cocción. Salpimiéntalas a tu gusto y déjalas reposar durante cinco minutos para que absorban la sal y la pimienta.
  2. En un bol añade la leche y los huevos y bate estos hasta que se mezclen bien ambos ingredientes. En un plato añade la taza de pan rallado con pimienta, sal y harina. Este será el rebozado que utilizarás para los tomates.
  3. Pasa las rodajas primero por el huevo y luego por la mezcla de pan rallado y harina. Procura que queden bien cubiertos de la mezcla para lograr una textura crujiente.
  4. Pon una sartén al fuego y agrega el aceite de oliva virgen extra. Una vez que el aceite esté bien caliente, empieza a introducir las rodajas de tomate rebozadas, pero procura que no se toquen. Si se tocan, conseguirás que se peguen y al sacarlas el rebozado acabará por romperse, algo que seguro que no quieres que pase.
  5. Ve sacando las rodajas cuando estén bien doradas por ambos lados, lo cual no debería llevarte mucho tiempo dado que las rodajas no deben ser muy gruesas. Para asegurarte de que no quedan con excesivo aceite, coloca los tomates sobre papel de cocina absorbente y sécalos para eliminar el exceso. Ahora solo te queda disfrutarlos. ¡Que aproveche!

Tomates verdes fritos.
Tomates verdes fritos.

Truco final

Este plato de película es un entrante perfecto, muy sencillo de hacer y que apenas te llevará tiempo. No te hace falta tener una estrella Michelin para elaborar esta receta y recurrir a una freidora es una buena opción. Gracias a este electrodoméstico tardarás menos en hacer los tomates, utilizarás menos aceite y obtendrás unos resultados casi perfectos. Hacer tomates verdes fritos es tan fácil como acabas de leer. Ahora ya solo te queda ponerte manos a la obra y disfrutar de un tiempo en los fogones.