Cómo hacer chopitos con ese toque tan característico de los chiringuitos es una de las preguntas del millón que nadie sabe responder. ¿Cuál es el secreto de los cocineros para lograr ese punto crujiente? ¿Por qué cuando los fríes en tu casa necesitas una escafandra para no quemarte la cara?

Nuestra receta se basa tanto en la tradición como en los trucos más efectivos para conseguir un espléndido resultado. De hecho, los chopitos son uno de los aperitivos más clásicos de cualquier local que se precie. Si quieres convertir tu mesa en un sincero homenaje a las que disfrutas en verano, no dejes de consultar nuestra receta. Seguro que descubres algo que te anima a freír una generosa ración de chopitos.

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Media Coste: Medio Comensales: 4

Harinas. (iStock)
Harinas. (iStock)

Ingredientes

  • 1 kilogramo de chopitos o puntillitas
  • Aceite de freír
  • Sal gorda
  • Harina para freír
  • Limón (para añadírselo en el plato)

Elaboración

  1. Empieza por limpiar los chopitos. Coloca un recipiente grande en el fregadero. Abre el grifo de agua fría, sácale la pluma a cada chopito, enjuágalo bien y pásalo a un plato limpio.
  2. Escúrrelos lo mejor posible. Añade la sal y remueve bien para repartirla de forma uniforme.
  3. Pon una sartén con aceite de oliva a calentar.
  4. Enharina bien todos los chopitos. Elimina el exceso de harina en los bordes del bol que uses para esta tarea. Deben quedar sueltos.
  5. Echa los chopitos uno a uno en la sartén. Ve separándolos con la espumadera. Es mejor freír unos seis o siete en cada tanda para lograr el punto perfecto de fritura.
  6. Ve colocando los chopitos sobre un plato con papel absorbente. Sirve en la fuente que vas a llevar a la mesa. Corta unos gajos de limón para decorar y ¡a comer!

Si ya conocías estos pasos, pero al freírlos te salpican mucho puedes seguir los siguientes consejos. Usa siempre harina específica para freír pescado ya que se adhiere mejor al chopito y permite lograr un resultado perfecto. Para freír como los andaluces, solo tienes que usar un colador de gran tamaño o un cedazo, poner dentro los chopitos, añadir la harina, mover bien e ir eliminando el exceso correspondiente para evitar que el aceite se queme antes de tiempo.

Este aperitivo es magnífico con vinos del marco de Jerez y vinos blancos en general. Encontrar el punto exacto de fritura te llevará cierto tiempo, pero usando la harina correcta y observando que cree pequeñas puntillas, de ahí su nombre, al freír el chopito no tardarás en convertirte en un maestro digno de cualquier freidor de Cádiz. No olvides adquirir siempre la mejor materia prima y usar un aceite de sabor suave. Sorprenderás a tus comensales con facilidad.

Chopitos en El Risón.
Chopitos en El Risón.

Truco final

Si quieres enharinar los chopitos de forma más rápida, solo necesitas una bolsa de congelación en cuyo fondo pondrás harina. Añade los chopitos y más harina. Cierra la bolsa y agita bien. Ganarás tiempo y ensuciarás menos.