Las limonadas light son perfectas para combatir el calor del verano y mantener la línea. Las olas de calor serán más llevaderas con estas bebidas, las cuales debes elaborar siempre a partir de frutas de temporada. No por nada, ahorrarás algunos euros y estarás ayudando, aunque sea un poquito, a cuidar del medio ambiente.

Las limonadas sin calorías te ayudan, además, a completar la operación bikini de este año y mantenerte en línea durante todo el verano. Las recetas que encontrarás no llevan azúcar, lo que te abre las puertas de la experimentación con diferentes sustitutos. Estos pueden marcar el sabor de la bebida y te permiten personalizarlas al máximo. Triunfarás con estas bebidas en cualquier reunión de amigos que realices.

Tiempo de preparación: 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4.

Sandía
Sandía

Ingredientes

Limonada de sandía y menta

  • 5 piezas de limón.
  • 1 taza de sandía en cubos.
  • 1 cucharada de menta.
  • Un cuarto de taza de estevia.
  • Hielo.
  • Refresco de limón bajo en calorías.
  • 1 pieza de limón sin pepitas.
  • 1 pieza de naranja cortada en medias lunas.

Limonada de naranja:

  • 5 piezas de limón.
  • 4 piezas de naranja.
  • Un cuarto de taza de estevia.
  • Hielo.
  • Media taza de refresco de naranja bajo en calorías.
  • 1 pieza de limón sin semillas.
  • 1 pieza de naranja cortada en media luna.

Elaboración

Limonada de sandía y menta

  1. Para empezar, licúa la sandía, el limón y la menta. El objetivo es lograr una mezcla tersa, sin grumos y en la que los ingredientes estén bien integrados. Así, podrás disfrutar de todo el sabor de ambas frutas. Una vez listo, cuela el líquido para eliminar cualquier parte dura.
  2. En una jarra añade el líquido resultante del colado, la estevia o el edulcorante que más te guste y hielo. Remueve con cuchara para que los ingredientes se integren y rellena con el refresco de limón bajo en calorías. Deja que repose unos minutos para que se enfríe antes de servir la bebida.
  3. Para servirla y darle un toque veraniego, rellena un vaso con el líquido, coloca una rodaja de limón en media luna sobre el recipiente y un trocito de menta. Disfruta del frescor y el aroma de esta limonada sin calorías.

(iStock)
(iStock)

Limonada de naranja

  1. En este caso volverás a licuar las naranjas y limones para extraer su zumo. Una vez listo cuela el líquido y añádelo a una jarra.
  2. Rellena con el refresco de naranja, añade hielo y la estevia o el edulcorante que has elegido. Introduce algunas rodajas de naranja y limón en la jarra, deja que repose en líquido para que se enfríe y sírvelo decorando con rodajas de las frutas que has utilizado.

Truco final

Estas son algunas de las versiones de limonadas light que puedes elaborar. No te van a llevar tiempo, pero procura utilizar siempre frutas de temporada, el sabor será mejor y contribuirás a la protección del medio ambiente. Por último, para unos mejores efectos contra el calor no dudes en servir la limonada siempre bien fría.