Las ideas para sándwiches dejan maravillas. Los bocadillos te salvan de una comida o cena apurada, pero no tienen que ser algo aburrido. En este caso, aprenderás a elaborar un sándwich de pollo diferente, el cual incluye una salsa cremosa deliciosa.

Los bocadillos diferentes son posibles. Desde que el IV conde de Sandwich, John Montagu, inventara el emparedado para evitar mancharse las manos jugando a las cartas, las variedades de esta comida no han hecho más que aumentar y diversificarse. Además, esta es una versión saludable, la cual contiene carne de pollo, una de las más sanas, y una ensalada refrescante para esta época del año tan calurosa.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

Estos serían los principales productos que tienes que emplear:

  • 600 gramos de pechuga de pollo
  • 3 cucharadas de apio
  • 3 cucharadas de cebolla
  • 3 cucharadas de pepinillos
  • Rodajas de limón
  • Sal

Para la salsa cremosa:

  • 250 gramos de mayonesa
  • 125 gramos de crema agria
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza dulce
  • Sal y pimienta negra al gusto

Para hacer la crema agria:

  • Media taza de nata líquida
  • 3 cucharadas de zumo de limón

Elaboración

(iStock)
(iStock)

1. Lo primero que harás será cocer las pechugas. Para tal fin, colócalas en una olla junto a unas hojas de apio, rodajas de limón y un poco de sal. Cúbrelas de agua y cuécelas durante 20 minutos. Una vez pasado el tiempo, retira las pechugas, pero no tires el caldo, ya que lo puedes utilizar para otras elaboraciones.

2. Cuando las pechugas estén frías desmigájalas o córtalas en trocitos pequeños. Pica el apio, los pepinillos y la cebolleta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y resérvalo.

3. Ahora le llega el turno a la salsa cremosa. Mezcla la mayonesa, la mostaza, sal, el zumo del limón, pimienta negra y la crema agria, la cual es tan sencilla de elaborar como mezclar los dos ingredientes que la componen. Remueve hasta integrar bien los alimentos.

4. Por último, mezcla el pollo desmigado con la salsa cremosa y pica un poco de cebollino por encima para darle un extra de sabor y color. Guarda en film la mezcla resultante y déjala en la nevera durante media hora. Así, los ingredientes tendrán tiempo de asentarse, y con ellos el sabor. Cuando quieras probar los resultados, solo tienes que buscar un buen pan de sándwich y servirte una ración de este relleno tan sabroso.

Truco final

Si bien esta receta va destinada a la elaboración de un sándwich, es posible degustar el relleno de diferentes maneras. Por sí solo ya es un buen aperitivo, pero también puedes hacer unas sabrosas tartaletas o servirlo encima de una tosta. Eres libre de cambiar la carne de pollo por otra que te guste más