Preparar frutos secos en casa es mucho más sencillo de lo que parece. Estos aperitivos ligeros pueden convertirse en una fantástica y saludable manera de recuperar la fuerza perdida. Además, gracias a sus propiedades, son muy recomendables para cualquier tipo de persona.

En nuestra receta encontrarás la manera de prepararlos con un toque de especias. El exceso de sal de los que puedes comprar en el supermercado no siempre es positivo. Usando distintas especias, puede resultarte mucho más fácil conseguir disfrutar de sabores diversos que te ayuden a saborear mejor los distintos matices y texturas de los frutos escogidos. Todo sea por darle una pincelada de sabor distinta que bien puede convertirse en el mejor ejemplo de tu amor por la cocina.

Tiempo de preparación: 10 minutos Dificultad: muy fácil Coste: medio Comensales: 4.

Ingredientes

  • 100 gramos de nueces
  • 100 gramos de nueces pecanas
  • 100 gramos de anacardos
  • 100 gramos de avellanas
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • Media cucharadita de comino y otra media de sal
  • Un cuarto de cucharadita de chile en polvo (si te gusta el picante), pimienta negra y romero picado

Elaboración

  1. Pon a precalentar el horno a 180ºC.
  2. Introduce en un bol todos los ingredientes menos el romero.
  3. Forra una bandeja de horno con papel de hornear y coloca los frutos secos sobre la misma. Hornea, a la antedicha temperatura, durante 20 minutos.
  4. Coloca el romero picado en el fondo de un recipiente en el que echarás los frutos secos. Remueve bien.
  5. Puedes servirlos enseguida o esperar a que se enfríen.

La receta anterior es orientativa, ya que permite la adición de otras especias, como la cúrcuma, el cardamomo, la pimienta rosa o el pimentón ahumado. Para lograr el mejor resultado posible, se te recomienda ir haciendo pruebas hasta dar con la combinación que mejor se amolde a tus gustos personales.

Servir estos frutos secos es sinónimo de sorprender a tus invitados, de no caer en más de lo mismo y de ofrecerles una oportunidad única para apreciar distintos matices gustativos. El resultado no puede ser más positivo. La combinación de la textura más adecuada con los sabores de las especias estimula las papilas gustativas y abre el apetito de forma natural.

Se recomienda servir estos frutos secos con vinos blancos de la provincia de Cádiz o con cavas semisecos, para que la mezcla de sabores sea excelente. También los espumosos y los rosados ayudan a crear un maridaje perfecto. Con cerveza son imbatibles y hasta adictivos, dicho sea como aviso para los más aficionados a los frutos secos. Con esta receta lograrás llenar de sabor el inicio de tu comida o cena. Pruébala y disfruta de su sabor con la mejor compañía.

Frutos secos son especias (Foto: Pixabay)
Frutos secos son especias (Foto: Pixabay)

Truco final

Para conservar estos frutos secos durante más tiempo, se te recomienda que uses las clásicas fiambreras herméticas o bien algún bote de cristal con un cierre de las mismas características. Durante unas dos semanas podrás seguir disfrutando del punto crujiente sin demasiados problemas.