Todas las recetas en las que entran en juego las patatas y el chorizo son un acierto seguro. No obstante, cuando nombramos esos dos ingredientes, irremediablemente a nuestra mente viene una tortilla o unos huevos fritos con patatas y chorizo. A pocos se les ocurre que pueden ser dos grandes ingredientes para una de las tartas saladas con las que sorprender.

Como aperitivo o como un plato para un picnic. Atento a esta receta rica, económica, que gusta a todos y muy fácil de hacer. Nos ponemos el delantal para descubrir una de las recetas con chorizo que ya te avanzamos, se convertirá en asidua de tus comidas y cenas.

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 cebolla rosa.
  • 100 gramos de rúcula.
  • Una placa de hojaldre.
  • Un par de patatas medianas.
  • 100 gramos de chorizo cortado en finas rodajas.
  • 4 cucharadas de café de aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta y sal al gusto.
  • 200 gramos de tomate frito, estilo casero.

Elaboración

1. Para empezar tenemos que desliar la masa de hojaldre y dejarla extendida sobre el papel vegetal en el que suele venir envuelta. Mientras hacemos esto podemos ir precalentando el horno a una temperatura de entre 200 y 220 grados.

2. En una sartén ponemos el aceite y pochamos la cebolla, previamente cortada. Dejamos que se sofría hasta que se vuelva transparente. Lo hacemos a una temperatura media.

3. Una vez hemos pochado la cebolla, agregamos la rúcula. La salteamos junto a la cebolla y la salpimentamos. Esta parte de la receta nos llevará un par de minutos. Tras este tiempo se retira la sartén del fuego y se reserva.

4. Pelamos las patatas en rodajas. Cuando más finas, mejor. Luego se harán en el horno más fácilmente que si las cortamos más gruesas.

5. Volvemos a la masa de hojaldre que pondremos sobre un molde, cortando la masa que nos resulte sobrante. Una vez extendida, la cubrimos con la cebolla y la rúcula pochada. Sobre ellas, una cama con las rodajas de patatas que hemos rebanado y sobre esta colocamos una última capa con el chorizo. Dos capas de patata por una de chorizo es la proporción. Horneamos la tarta durante 25 minutos a 180 grados.

Truco final

Uno de los trucos de esta receta en particular y de cualquier otra que lleve hojaldre consiste en pinchar la masa antes de rellenarla. Será la mejor manera de evitar que la masa se hinche durante el cocinado.

Espolvorear la receta con romero picado es otro de los trucos para que este receta tenga un sabor aún más auténtico. Anímate con el romero y comprobarás como el sabor campestre aumenta notablemente.

Finalmente y respecto a los trucos de una de las tartas saladas del verano, debes tener en cuenta que cuando más bonito sea el molde, más bonita será la tarta. A la hora de servirla, añade el tomate frito en uno de los laterales del plato. No te arriesgues a incluir el tomate en la receta pues no a todo el mundo le tiene por qué gustar.