Las recetas de primeros platos son tan variadas como recomendables. Además, permiten llevar a cabo una cocina sencilla que no suponga una elaboración demasiado complicada. La receta que te queremos hacer llegar tiene un nombre que puede hacerte pensar que es demasiado complicada, pero no es así.

Los limones rellenos se pueden convertir en ese primer plato que quieres preparar para sorprender a tus amigos o familiares con facilidad. Destacan por su sabor, por su textura y por su enorme adaptabilidad a todo tipo de paladares. Además, son muy saludables, pueden tomarse incluso si estás a dieta, pues aportan todo tipo de nutrientesa tu organismo. Si quieres que tu próxima comida familiar o entre amigos sea distinta, no dudes en probarlos.

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 6

Foto. iStock
Foto. iStock

Ingredientes

  • 4 limones
  • 200 gramos de mozarella
  • Albahaca recién cortada
  • Tomates cherry al gusto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

1. Corta los limones por la mitad. Vacía su pulpa con una cuchara, pero de forma suave y sin romperlos, ya que habrá que servirlos enteros.

2. Corta la mozarella en cubos medianos, la albahaca en tiras y los tomates cherry en cuartos.

3. Rellena los limones con los ingredientes ya cortados. Intenta que se vean todos para que el resultado sea más estético.

4. Añade aceite de oliva y sal al gusto sobre cada limón.

5. Colócalos en una bandeja de horno, o apta para la barbacoa, y ásalos en cualquiera de estas dos fuentes de calor. Si usas el horno solo necesitas encender el gratinador a unos 150 grados durante tres minutos. En la barbacoa podrás retirarlos cuando observes que el queso se ha fundido.

Con dos limones por persona es más que suficiente. Es importante mencionar que aunque el limón esté vacío, sigue conservando jugo en su interior. Al asarse desprenderá todo su sabor, consiguiendo así que el resto de ingredientes se beneficie de su aroma.

Como receta es infalible para las comidas, o cenas, de verano o primavera. Es muy digestiva y ayuda al estómago a prepararse para el plato principal. Marida a la perfección con un vino blanco joven así como con un cava muy frío y gusta a todo tipo de personas, ya que en su aparente sencillez se encuentran matices gustativos dignos de disfrutar.

Si quieres acentuar su sabor, haz un zumo con cada limón y elimina la pulpa restante. Sírvelo aparte para que cada comensal decida la intensidad que prefiere para tomarse este sencillo plato a su gusto. El contraste de sabores es tan potente como digno de probar.

Solo te queda degustarla y convertirla en una de tus recetas estrella. Seguro que tus amigos o familiares te agradecen el gesto y te ayudan a perfeccionarla al máximo. Conviértete en un experto en limones rellenos y no tardarás en paladear un sabor tan único como inigualable.

Truco final

El verdadero secreto de estos primeros platos está en la mozarella. Compra la de mejor calidad para obtener un espléndido resultado.