¿A qué niño no le gustan los nuggets? La mayoría de las veces optamos por nuggets a base de carne de baja calidad, aditivos y grasas saturadas. ¿Quieres una alternativa saludable? Te presentamos estos caseros de conejo. Para que disfruten de la comida 'moderna', pero buena.

La carne de conejo, además de proteínas de calidad, contiene fósforo, vitaminas del grupo B, potasio y es baja en sodio. Una carne que, además, se digiere muy fácilmente con tan solo 130 kcal por cada 100 gramos. Ideal para todos los papás que buscáis cenas sanas para niños pero que a ellos les resulten muy atractivas.

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: fácil. Coste: moderado. Comensales: 4.

Foto: iStock
Foto: iStock

Ingredientes

  • 1 conejo limpio
  • 1 huevo
  • Pan rallado grueso
  • Aceite de girasol

Para la mayonesa casera

  • 1 vaso de aceite de girasol
  • 1/2 vaso de leche
  • El zumo de medio limón (opcional)
  • Sal
  • Pimienta molida (opcional)

Para las patatas fritas:

  • 1-2 patatas
  • Aceite de oliva
  • Especias

Para el ketchup casero:

  • 2 vasos de tomate triturado
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 diente de ajo laminado
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1-2 cucharada de vinagre
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de mostaza en polvo
  • Pimienta molida
  • Sal

Elaboración

1. Corta el conejo en trozos.

2. Pasa el conejo por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado. Recuerda que los nuggets siempre llevan un rebozado grueso.

3. Fríe en abundante aceite caliente.

4. Puedes hacer tantas variantes de tus nuggets como quieras. En lugar de pan rallado puedes rebozarlos con cereales machacados. Y si quieres que tengan mucho más sabor, macéralos con una salsa de aceite de oliva, ajo y pimiento rojo, por ejemplo, o una salsa de soja y aceite de girasol.

5. Para la mayonesa pon todos los ingredientes en la batidora y empieza batiendo sin mover el brazo de la misma. A continuación, gira el brazo de la misma hasta que te quede una mayonesa espesa.

6. Para las patatas fritas no tienes más que cortarlas en tiras, añadirles un poquito de sal, un chorrito de aceite de oliva y algunas especias y ponerlas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear o de aluminio. Y si quieres, también puedes hacerlas sin aceite. Aunque no lo creas, quedan deliciosas, crujientes y 0 % grasas.

7. Para elaborar el ketchup pon un vaso de tomate triturado junto con la cebolla cortada en trocitos y el ajo laminado. Cuece a fuego lento hasta que esté listo. Pasa por la batidora. Añade las especias, prueba para ver si necesita más cantidad y vuelve a cocer unos 30 minutos.

Truco Final

Si quieres sorprender a los pequeños, presenta tus nuggets de una manera especial. Monta el plato haciendo una carita. Los ojitos serán dos rodajas de pepino, un nugget con ketchup como nariz, una línea de nuggets rociados con ketchup que será la boca y el pelo puedes hacerlo con las patatas fritas. ¡Unos nuggets caseros de lo más divertidos!