La crema de cacahuete casera puede ayudarte a disfrutar de esta delicia sin tener que ingerir los clásicos conservantes y compuestos químicos que se usan para la preparación de este alimento. Solo así podrás librarte del uso de ingredientes como el aceite de palma, entre otros, que podrían llegar a perjudicar gravemente tu estado de salud.

Nuestra receta de crema de cacahuete sin azúcar es muy fácil de preparar y no tiene nada que envidiarle a las de origen industrial. Así, estarás apostando por la elaboración de un plato mucho más sano y natural. Descubre los secretos de nuestra propuesta y no tardarás en convertir tu próxima comida familiar o con amigos en una oportunidad única para probarla con la mejor compañía.

Tiempo de preparación: 20 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Económico. Comensales: 1.

Ingredientes

Preparación

1. Se recomienda la adquisición de cacahuetes crudos para poder prepararlos de la mejor forma posible. Colócalos en una bandeja de horno y tuéstalos, a 180º durante unos 10 minutos sin dejar de remover constantemente. Al sacarlos, déjalos enfriar en un recipiente.

2. Colócalos en el vaso de la batidora o del robot de cocina para triturarlos. Es posible que pienses que esa harina con grumos no va a convertirse en crema, pero solo necesitas algo de paciencia. Poco a poco, irán soltando el aceite que contienen para ir adquiriendo la textura deseada.

3. Antes de que se conviertan en la crema que quieres conseguir añade la sal y prueba el resultado. Sigue triturando hasta que consigas una pasta homogénea y untuosa.

4. Cuando consigas este resultado solo tienes que usar un bote de cristal, previamente esterilizado en agua caliente, para verter la crema. Cierra bien y a la nevera.

A buen seguro, te habrás sorprendido con la facilidad de esta receta. Sin embargo, si la compras en el supermercado observarás la presencia de una larga lista de ingredientes que solo sirven para aumentar las calorías y para que la crema dure más tiempo.

Es más conveniente ir haciéndola según se necesite para evitar aumentar las calorías de un alimento ya hipercalórico por naturaleza. La crema de cacahuete casera es perfecta para tomar con crepes, en sandwiches o como base de cualquier tipo de canapé. Su textura es más que recomendable y su toque de sabor puede convertirse en la pincelada de distinción de cualquier receta.

Prueba poner una cucharada de esta crema en cualquier guiso de carne y no tardarás en sorprender a todos tus comensales. Juega con su textura, con su sabor y con sus múltiples virtudes. En 20 minutos tendrás una crema de cacahuete perfecta para usar en cualquier momento y sin riesgos para tu estado de salud. De ti depende apostar por una receta más que recomendable y llena de energía para afrontar tu rutina diaria sin problemas.

Truco final

Si quieres que tu crema sea idéntica a la que compras habitualmente, añade 200 mililitros de aceite de girasol a los cacahuetes antes de triturarlos.