Las palmeras de chocolate caseras son una opción muy interesante como postre, dado que se trata de un dulce que es duradero y no requiere refrigeración. Te animamos a que las elabores y experimentes con algunas variantes. Se trata de que las adaptes a tus gustos, escogiendo coberturas más originales y divertidas para sorprender a tus invitados.

Además, te contamos algunos trucos para hacer hojaldre casero. Entre ellos, estirar al máximo la masa y mantener la mantequilla a temperatura ambiente a la hora de comenzar con la elaboración de la misma. Si optas por este tipo de masa para las palmeras, notarás un sabor más pronunciado del hojaldre y conseguirás que quede más crujiente.

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Muy económico. Número de comensales: 4

Ingredientes

  • Masa de hojaldre de 500 gramos (refrigerada o casera).
  • 150 gramos de chocolate para fundir.
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco o moreno.

Elaboración

  1. En caso de que se elabore el hojaldre casero, este será el primer paso. Si se utiliza una masa congelada o refrigerada, será el momento de dejarla a temperatura ambiente. Mientras se continúa con la receta, el horno debería precalentarse a 190º por arriba y por abajo.
  2. A continuación, se espolvorea el azúcar de forma uniforme por toda la masa y comienza a enrollarse para dar la forma a las palmeritas. Se estima cuál es el punto medio del rectángulo y se enrollan cada uno de los lados hacia el centro para así conseguir una forma típica de palmera. Para unir ambas partes enrolladas, se presiona ligeramente.
  3. El siguiente paso será cortar el rollo en palmeras de un grosor aproximado de 1 centímetro. Cada una de las palmeras resultantes se colocan sobre una rejilla con papel de horno y se hornean 20 minutos durante 190º. Una vez doradas, se retiran y se dejan enfriar.
  4. El paso final será el de añadir la cobertura de chocolate. Para ello, se puede fundir el chocolate en el microondas en periodos de 15 segundos para que no se queme. A continuación, con las palmeras ya frías y secas, se añade la cobertura. Una opción es sumergir la mitad de la palmera en el chocolate o bien pintarlas con ayuda de un pincel de cocina.

Truco final

Además de utilizar otros tipos de chocolate como el blanco o los aromatizados (menta, naranja, frambuesa), puede optarse por otras opciones más originales.

En el caso de que queramos darles un toque crujiente, se pueden añadir láminas de almendra o bien trozos de otro fruto seco sobre la masa a la vez que el azúcar. Otra opción es ponerlo sobre las palmeras individuales justo antes de hornear.

Esta idea de añadir pequeños trozos de frutos secos puede utilizarse también con frutas deshidratadas e incluso con uvas pasas u orejones, una opción muy recomendable para el invierno.

Por último, otra cobertura más original sería una salada. Lo más sencillo es escoger una combinación con queso. Para ello, se pueden sumergir en una crema de mascarpone y chocolate o bien añadir hilos de queso rallado sobre la masa antes de hornear.

Esperamos que obtengas unas palmeras de chocolate caseras insuperables. ¡A cocinar!