Cómo hacer tortilla al horno puede ser una pregunta que, hasta ahora, no tenía respuesta para ti. Si te gustaría conocer las virtudes de una tortilla ligera, solo tienes que leer nuestra receta. Es posible que pienses que al horno el huevo no se cuaja de la misma forma o que el sabor será distinto.

Estás en lo cierto, pero debes saber que solo así lograrás reducir la ingesta de calorías. Además, piensa que podrás añadir más ingredientes y obtener un resultado más que interesante. Incluso podrás presentar un bufé de tortillas a tus invitados. Si te animas a ser creativo y te apetece probar nuestra propuesta, solo tienes que seguir leyendo y conocer los secretos de esta receta.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Económico Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 6 huevos.
  • 1 kilogramo de patatas.
  • 80 gramos de taquitos de jamón o chorizo (al gusto).
  • Medio pimiento verde (al gusto).
  • Media cebolla (al gusto).
  • Aceite de oliva.

Elaboración

  1. Corta las patatas en láminas de unos dos dedos de ancho. Cuanto más finas, mejor. Fríelas, colócalas sobre un papel absorbente y añade un poco de sal. Pon el horno a precalentar a 200 grados.
  2. Bate los huevos hasta que espumen.
  3. Corta el pimiento, la cebolla, el jamón, el chorizo o las judías verdes en dados pequeños. Si vas a añadir alguno de estos ingredientes, debes pensar que puedes añadirlos al gusto, ya que no tendrás que darle la vuelta a la tortilla. Eso sí, procura equilibrar los sabores. Añade estos ingredientes a los huevos batidos y a las patatas.
  4. Escoge un molde para horno con la capacidad necesaria para esta mezcla. Unta la base con aceite de oliva para que la tortilla no se pegue.
  5. Mete la tortilla en el horno durante unos 15 minutos. Has de controlar el punto de cocción para que quede jugosa.
  6. Desmolda sobre un plato con papel absorbente y sirve inmediatamente.

Para acompañar, nada mejor que preparar una mahonesa casera. También combina a la perfección con una ensalada. El maridaje es idóneo con cerveza o vino blanco afrutado. El resultado te puede sorprender porque permite cuajar la tortilla de forma adecuada. Escoge los ingredientes que desees y si tienes niños en casa, deja que participen con ingredientes diversos como el queso, la mortadela o similares. Deja que experimenten y que disfruten al máximo del resultado.

De hecho, lo único que cambia es la forma ya que el sabor es incluso algo más completo al permitir que todos los ingredientes aporten su toque característico. Solo nos queda recomendarte que pruebes esta receta en tu casa para conseguir que tus amigos o familiares se sorprendan al máximo.

Si sobra algo, aunque es complicado que así sea, no dudes en utilizar esta tortilla para tu bocadillo del día siguiente. En la nevera aguanta a la perfección.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Si vas a presentar esta tortilla en una ocasión especial, usa moldes de repostería para obtener resultados distintos. Sorprenderás a todo el mundo.