El pollo al estilo griego es una estupenda manera de ofrecer a los niños un empanado atractivo y muy nutritivo. Con pocos ingredientes y una elaboración rápida y sencilla tendrás un plato para los paladares más exigentes. Además, te damos una idea de guarnición que te va a encantar.

Si quieres una receta diferente pero con ingredientes que siempre tienes en casa, esta es una de esas que debes tener sí o sí en tu recetario de cocina. Proteínas, calcio e hidratos de carbono. Una de esas recetas para niños y no tan niños que te hará triunfar.

Tiempo de preparación: 50 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Moderado. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 6 pechugas de pollo
  • 2 yogures blancos sin azúcar semidesnatados
  • 2 huevos pequeños
  • Pan rallado o pan rallado con ajo y perejil
  • Pimienta negra recién molida al gusto
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva suave o girasol
  • 3 dientes de ajo
  • Un limón
  • 1 cucharadita rasa de orégano
  • 1 cucharadita de jengibre o jengibre fresco rallado (opcional)
  • Una pizca de comino en polvo (opcional)

Pechuga de pollo. (Pixabay)
Pechuga de pollo. (Pixabay)

Para la guarnición:

  • 2 puñados de arroz largo o basmati o vaporizado
  • 2 tomates maduros
  • 2 yogures naturales o griegos sin azúcar
  • 1 pepino
  • 1/2 ajo
  • Aceite
  • Limón
  • Sal
  • Perejil fresco

Elaboración

1. Lo primero que tienes que hacer es el marinado. Mezcla los yogures con el ajo y la piel de un limón rallados, el orégano y la pimienta.

2. Incorpora los filetes de pollo enteros o cortados en tiritas y déjalos macerar en la nevera al menos una hora. Si lo preparas por la noche y lo elaboras al día siguiente, estará mucho más sabroso.

3. Bate un par de huevos.

4. Pasa los filetes por el huevo batido y el pan rallado.

5. Fríe en abundante aceite de oliva suave o girasol.

6. Para la guarnición, cuece el arroz unos 15 minutos. Puedes hervirlo solo o con una pastilla de caldo de verduras, una hoja de laurel, un ajo con piel y un chorrito de aceite de oliva, y disponlo en boles individuales. Y si lo quieres más suelto, lávalo debajo del grifo para quitarle el almidón.

7. Corta los tomates por la mitad y cada mitad en cuatro cascos sin llegar al final. De este modo, el tomate te quedará como una bonita flor. Añádele un poquito de sal y aceite de oliva (opcional).

8. Prepara un tzatziki. Para ello, pela el pepino y rállalo. Quítale el exceso de agua con una servilleta de papel y añádelo a dos yogures batidos. Incorpora medio ajo rallado, una cucharada de aceite de oliva, un chorrito de limón, perejil y sal.

9. Sirve tu pollo con un bol de arroz y los tomates en forma de flor rociados con el tzatziki.

Truco final

La presentación es muy importante. Pon sobre tu pollo empanado unas rodajitas de limón y un par de hojas de menta o hierbabuena. Y a probar el pollo al estilo griego... ¡Repetirás seguro!