Una de las tartas que más suelen gustar y más se suelen demandar en pastelerías y restaurantes es la de zanahoria. Es un pastel muy sencillo de hacer, cargado de sabor y que, con un poquito de imaginación, puede quedar muy bonito presentado.

Aquí os explicamos cómo hacerla en dos capas y bien cubierta de crema de queso. Además, si usáis coco y rosa para decorar, le daréis un color muy bonito aunque siempre podéis recurrir a las clásicas nueces para presentarlo.

Sea como sea, con esta receta conseguiréis una textura superesponjosa que convertirá esta tarta en una de vuestras favoritas.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 1 hora y 15 minutos Dificultad: Media Coste: Medio Comensales: 8

Ingredientes

Para la tarta:

  • 180 g de harina
  • 275 g de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 1 clara
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 250 gramos zanahorias muy bien ralladas
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela
  • 150 g de mantequilla
  • 100 ml de leche entera

Para la crema de queso:

  • 100 g mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 g de queso de untar a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 175 g de azúcar glas

Para decorar:

  • Coco laminado
  • Pétalos de rosa

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

​​

Elaboración

  1. Mezcla la harina, la sal, la canela, la levadura y el bicarbonato y tamízalos para que queden muy finos y así conseguir un bizcocho más esponjoso.
  2. Por otro lado, bate la mantequilla hasta que blanquee, añádele el azúcar y la vainilla y sigue batiendo hasta que todo esté integrado y tengas una masa homogénea.
  3. Continúa echando los huevos y la clara muy despacio y en forma de hilo, sin dejar de remover.
  4. Una vez se haya integrado el huevo, añade la leche y la harina y mezcla hasta que no queden grumos.
  5. Unta dos moldes de 15 cm de diámetro con mantequilla para evitar que se pegue la tarta. Divide la masa que has preparado entre los dos moldes, de manera que quede distribuida por igual y hornea durante 30-35 minutos a 190º, con calor arriba y abajo.
  6. Saca las tartas del horno y deja enfriar antes de desmoldar. Puedes preparar la cobertura mientras tanto.
  7. Para ello, bate la mantequilla junto con el queso de untar, el extracto de vainilla y el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa y con cuerpo. Refrigera hasta que la tarta esté fría del todo.
  8. Para montar la tarta, extiende varias cucharadas de cobertura encima de uno de los bizcochos y coloca el otro encima. Cubre toda la tarta con el resto de la cobertura de queso y decora con coco laminado y pétalos de rosa.

El truco final

Espera a que la tarta esté fría por completo antes de untar la cobertura para que esta sea más fácil de extender.