Un buen caldo de paella es imprescindible para que esta te quede de auténtico chef. Sin embargo, muchos obviamos este paso y le añadimos agua y, como mucho, una pastilla de caldo sin más. Pero en cuanto pruebes tu paella con este caldo, notarás la diferencia. Eso sí, no es lo mismo el caldo que debes utilizar para una paella de pescado que para una de pollo o carne, por ejemplo.

¿Quieres hacer el caldo perfecto para tu paella? Te ofrecemos dos caldos para arroces y algunos consejos y trucos para que te quede perfecto. Un caldo nutritivo con verduras que, además de añadirle un plus de sabor, le dará un extra de nutrición. Descubre cómo hacerlo de manera muy sencilla.

Tiempo de preparación: 180 minutos (caldo de pollo) y 20 minutos(caldo de pescado) Dificultad: Fácil Coste: Muy económico Comensales: 4-6

Ingredientes

Para una paella de pollo y/o conejo o magro

  • Carcasas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde (opcional)
  • 1 nabo
  • 4 litros de agua (aproximadamente)
  • Sal

Para una paella de pescado:

  • Cabeza y espinas de pescado
  • Cáscaras de gambas
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 apio
  • Unas ramitas de perejil
  • 2 ajos pelados
  • 1 puerro
  • 2 hojas de laurel
  • Unos granos de pimienta negra
  • 4 litros de agua (aproximadamente)

Elaboración

Caldo de pollo

Apio.
Apio.

1. Pela la zanahoria y la cebolla, quítale los pelitos al puerro y lávalo bien. Corta la cebolla en dos.

2. Pon en una olla grande las carcasas de pollo y todas las verduras.

3. Pon al fuego. Cuando empiece a hervir, desespuma hasta que te quede un caldo limpio.

4. Deja cocer. Para que te quede un caldo perfecto, es importante que la cocción sea al menos de tres horas y a fuego lento. Recuerda usar ingredientes de primera calidad (para que el caldo tenga un sabor exquisito) y no sales demasiado, ya que luego tienes que añadirle sal a la paella.

Caldo de verduras

1. Lava muy bien las verduras. Corta la cebolla y el tomate por la mitad y limpia bien el puerro y el apio.

2. Pon todos los ingredientes en una cazuela grande y cuando empiece a hervir, desespuma.

3. Deja cocer a fuego lento unos 15 o 20 minutos. Los caldos de pescado, a diferencia de los de carne, están más buenos con menos tiempo de cocción.

4. Cuela el caldo.

5. Lo ideal es que el caldo de pescado lo añadas recién hecho (para que no coja demasiado sabor a pescado). No obstante, recuerda que tanto este como el de pollo y verduras lo puedes dejar en la nevera unos tres días (también lo puedes congelar).

Truco final

Para que el caldo de paella te quede perfecto, puedes añadirle, justo antes de incorporárselo a la paella, un par de hojitas de hierbabuena (si es paella de carne) y unas ramitas de perejil para la paella de pescado. Le proporcionará un sabor muy fresco.