¿No te ha pasado que cuando piensas en recetas de pasta lo primero que te viene a la cabeza son los espaguetis a la boloñesa? Pues más allá de la pasta con tomate a la que solemos recurrir con frecuencia, hay otras recetas tan sencillas como esta e igual de ricas. Nos referimos a los tallarines con salsa de setas al jerez.

Si no tienes mucha experiencia en la cocina pero quieres recetas originales con pasta, esta te va a encantar. Además, es una receta que puedes preparar en cualquier momento. ¿Quién no tiene un paquete de pasta y unas setas en casa? Y es que ahora resulta muy sencillo encontrar surtidos de setas congelados durante todo el año.

Tiempo de preparación: 40 minutos Dificultad: Fácil Coste: Moderado Comensales: 4

Ingredientes

  • 250 gramos de tallarines (puedes sustituirlos por espaguetis).
  • 300 gramos de setas variadas, frescas o congeladas.
  • Vino de Jerez.
  • 125 gramos de beicon en tiras.
  • Un chorrito de nata líquida o leche semidesnatada (opcional).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Sal.
  • 1 o 2 ajos (opcional).
  • Queso parmesano o cualquier otro rallado (opcional).

Elaboración

1. Lo primero que debes hacer es poner una cazuela con agua y un puñado de sal. Cuando empiece a hervir, añade los tallarines y hierve unos 12 minutos o hasta que esté en el punto que más te guste. Si prefieres la pasta al dente, no necesitarás más de 7 minutos. En cualquier caso, te recomendamos que sigas las instrucciones del envase, ya que los tiempos pueden variar según el tipo de pasta.

2. Pon en una sartén un chorrito de aceite de oliva y fríe el ajo cortado en láminas sin que se te quede demasiado frito. A continuación, añade el beicon y adereza con un poquito de pimienta negra molida. Fríe hasta que esté bien dorado.

3. Incorpora la setas, salpimenta y póchalas a fuego lento. Recuerda que las setas sueltan mucha agua y merman mucho. Por tanto, no te quedes corto con la cantidad que le vas a añadir.

4. Cuando las setas estén listas, incorpora un chorrito de jerez y deja que hierva hasta que se evapore.

5. Añade los tallarines y dales unas vueltas para que tomen todo el sabor del resto de los ingredientes.

6. Recurre al chorrito de nata o a la leche semidesnatada si no quieres añadirle demasiadas calorías a tu plato. Remueve la pasta con la nata y el resto de ingredientes a fuego bajo y sirve inmediatamente. Ten presente que si dejas la pasta demasiado tiempo en la cazuela antes de servirla, se resecará y perderá mucho de su atractivo inicial.

Truco final

Si quieres que tu plato quede más vistoso, espolvoréalo con abundante perejil fresco picado o seco. Y no te olvides de acompañarlo con un lambrusco. Un vino económico que marida a la perfección con la pasta. Disfruta de las mejores recetas de pasta sin necesidad de pasar mucho tiempo cocinando. ¡Buen provecho!