Dentro de las recetas fitness existe una interesante variedad que ha de llevarte a consumir no siempre los mismos platos. Tener diversas ideas para cocinar pasta siempre es conveniente, tanto por el aporte de este alimento como por las posibles variantes que pueden evitar que te aburras mientras te recuperas de tu entrenamiento.

Esta receta aporta menos de 500 calorías por plato, pero no se olvida de las proteínas, los hidratos de carbono y la fibra, componentes esenciales para que tu dieta sea mucho más equilibrada. Además, se le puede dar un toque picante que no solo estimulará tu aparato digestivo, sino que también bajará la inflamación de los músculos gracias a su eficacia. ¿Te atreves a probarla?

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • Pasta integral al gusto.
  • 8 salchichas de carne magra de cerdo.
  • Un puerro.
  • 2 dientes de ajo.
  • 200 gramos de queso tipo Quark.
  • 350 gramos de salsa de tomate.
  • 700 mililitros de agua.
  • Una cucharada de aceite de coco.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Albahaca fresca.
  • Chile fresco o seco.

Elaboración

1. Corta las salchichas en rodajas finas y pica la verdura.

2. Añade el aceite de coco a una sartén. Dora el puerro evitando que se queme.

3. Es el momento de incorporar las salchichas. Cuando estén doradas añade la salsa de tomate, la pasta y el agua. Remueve para lograr una mezcla homogénea. La salsa de tomate puedes prepararla con un kilogramo de tomate y con cebolla. Corta los tomates en varios trozos y también la cebolla. Dórala durante unos minutos y añade el tomate pasado antes por la batidora. Cuando se mezclen los ingredientes vuelve a batir, cuela el resultado, corrige de sal y listo.

4. Deja que hierva durante unos 15 minutos y ve añadiendo agua si observas que se va quedando un poco seco.

5. Comprueba que la pasta esté cocida. Si es así, apaga el fuego, añade el queso, la albahaca y el chile (si te gusta). Debes servir este plato siempre recién hecho.

Aunque pueda sorprenderte que se cueza la pasta junto al resto de ingredientes, debes tener en cuenta que solo así podrás sacarle el máximo partido a este plato. Te aconsejamos apostar por una pasta integral de sencilla cocción que te permita comprobar su punto fácilmente.

La combinación de sabores va de la mano de una aceleración en tu tiempo de recuperación física. Igualmente, se puede tomar antes de la práctica deportiva para que el cuerpo vaya asimilando los nutrientes progresivamente. Recuerda que puedes preparar la receta en cualquier momento para garantizarte esa dosis de energía que necesitas.

Completar tus platos de pasta con proteína animal baja en grasa es muy recomendable para notar los cambios desde el primer momento. No dudes en incorporar esta receta a tu dieta habitual y ¡a entrenar!

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Si prefieres la pasta fresca, prepárala en tu casa y añádela a la mezcla durante unos cinco minutos para que quede perfecta. Así tendrás otra de las recetas fitness que pueden venirte de maravilla.