Si la idea de compartir el postre está fuera de toda cuestión, estas sencillas tartas individuales serán una delicia que alimente tu vena más golosa.

Existen muchas versiones sobre el origen de esta delicia, pero el hecho es que la inventaron las hermanas Caroline y Stéphanie Tatin a finales del siglo XIX en su restaurante de Lamotte-Beuvron. No se sabe con certeza si fue un descuido. Se dice que Stéphanie olvidó poner la masa en la tarta y al descubrir su olvido lo enmendó cubriendo las manzanas ya horneadas y caramelizadas con una capa de masa brisa. Por el contrario, existe la versión de que fue un tropiezo el que provocó que la tarta se desmoronara. Con las prisas por servirla a la mesa, la cocinera la recompuso a toda prisa invirtiendo el orden de los ingredientes.

El caso es que alcanzó tal éxito que su fama llegó a París, donde Maxim´s la sirvió por primera vez en su afamado restaurante. ¡Desde entonces y hasta nuestros días la tarta de las hermanas Tatin se ha convertido en la estrella de la carta de postres!

Tatins de manzanas individuales

Preparación: 50 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 2

Ingredientes

  • 4 manzanas golden o reinetas (o una manzana por persona)
  • 1 plancha de hojaldre fresco
  • Caramelo

Para el caramelo:

  • 100 g de azúcar
  • Una cucharada de agua
  • 50 g de mantequilla

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Prepara el caramelo en un cazo mezclando el azúcar con una cucharada de agua.
  3. Sube el fuego y no remuevas hasta que adquiera un bonito color dorado.
  4. Añade entonces la mantequilla a cucharaditas mezclando sin parar para que se vaya integrando. Ten especial precaución ya que salpica y puede producir quemaduras.
  5. Fondea los moldes metálicos individuales de magdalenas con el caramelo caliente.
  6. Pela, corta las manzanas por la mitad y descorazónalas. Pon las mitades de fruta sobre el caramelo.
  7. Corta discos de hojaldre del mismo diámetro que las manzanas. Cúbrelas con los discos de masa recién cortada y presiona ligeramente para que se selle.
  8. Hornea 40 minutos hasta que las manzanas estén tiernas y el hojaldre dorado y crujiente.
  9. Desmolda dando la vuelta a las manzanas y sirve cubiertas con el caramelo del molde.

El truco final

Para una versión rápida del postre puedes utilizar caramelo líquido ya preparado, solo tendrás que calentarlo para añadir la mantequilla.