El pescado a la veracruzana es el resultado de mezclar la cocina mexicana, por ejemplo usando ingredientes como el tomate y el chile, y la europea, con ingredientes como las aceitunas o las alcaparras mediterráneas. Una receta que se ideó para los días de Cuaresma, aunque actualmente se toma durante todo el año y en todo México.

Si buscas recetas internacionales para sorprender, pero no tienes demasiado tiempo ni eres muy experto en cocina, el pescado a la veracruzana puede ser tu mejor aliado. Además, con esta receta conseguirás un plato atractivo, diferente y además con muy pocas calorías. Y, como guarnición, descubre el arroz blanco al estilo mexicano.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Moderado Comensales: 4

Ingredientes

  • 4 filetes se pescado blanco (la receta original lleva guachinango)
  • 1 cebolla mediana
  • 3 tomates grandes (si pueden ser jitomates mucho mejor)
  • 1-2 dientes de ajo
  • Un puñado de aceitunas verdes sin hueso o en medias lunas
  • Un puñado de alcaparras
  • Una lata de chiles güeros
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Un bol de arroz.
Un bol de arroz.

Para el arroz blanco a la mexicana

  • 2 puñados de arroz blanco por persona
  • 1 tomate picado
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de girasol
  • Una lima
  • 1 jalapeño
  • Un puñado de perejil fresco
  • 1 pastilla de caldo de pollo (opcional)

Elaboración

1. Quítale la piel a los tomates y córtalos en trozos medianos. Corta la cebolla en juliana y los ajos en láminas.
2. Pon un poco de aceite de oliva virgen extra u oliva suave en una sartén y añade la cebolla y el ajo. Salpimenta. Fríe a fuego medio hasta que se pochen.
3. Añade los trozos de tomate, vuelve a salpimentar ligeramente y sofríe hasta que se haya formado una salsa no demasiado fina.
4. Incorpora el resto de ingredientes excepto el pescado y dale un par de vueltas.
5. Pon el pescado sazonado y deja que cueza unos minutos con la tapadera puesta. Se cocinará mucho antes.
6. Mientas tanto, puedes ir preparando el arroz blanco al estilo mexicano.
7. Enjuaga el arroz y ponlo en una cacerola con un chorro de aceite. Fríelo un poco, recuerda no pasarte para que este no se endurezca.
8. Añade la cebolla, el ajo y remueve hasta que estén ligeramente pochados.
9. Pon agua, la pastilla de caldo de pollo, el perejil, el tomate y el chile.
10. Deja que cueza unos 15 minutos o, en cualquier caso, hasta que el arroz esté tierno.
11. Sírvelo al lado del pescado con una lima cortada en rodajas.

Truco final

Para que el plato te quede con una presentación inmejorable, añádele el arroz cocido previamente colocado sobre un molde. Además de la lima, adórnalo con hojitas de menta, hierbabuena, perejil o cilantro frescos.

¡Una de las recetas de pescado que te pedirán los tuyos más de una vez!