Los helados son los reyes indiscutibles del verano y cuando hace calorcito, pero pensar en hacerlos en casa parece muy laborioso y complicado. La mayor parte de las recetas llevan una base de crema inglesa confeccionada con yemas, leche y nata que hay que dejar enfriar para luego verter en una heladera que bata la mezcla para evitar la formación de cristales.

Si adoras los helados y no quieres meterte en camisa de once varas, esta receta es la solución. La cremosidad del queso mascarpone, la untuosidad de la leche condensada y la textura aérea de la nata montada te evitarán todos esos engorrosos pasos. Su sabor lácteo y suave no enmascara el aroma de las frambuesas y la lima, consiguiendo un postre fresco y cremoso a la vez. Sírvelo en cortes con galletas de barquillo o en bola con fruta fresca y dale la bienvenida a los días de calor con un delicioso postre helado.

Tarta helada

Tiempo de preparación: 20 minutos + 4 horas de congelación Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 6-8 personas

Ingredientes

  • 370 g de leche condensada
  • 450 g de mascarpone
  • 200 ml de nata montada
  • 3 limas
  • 50 g de frambuesas
  • 4 galletas de barquillo

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Exprime el zumo de limón y ralla la piel.
  2. Mezcla el queso mascarpone con la leche condensada hasta formar una crema lisa.
  3. Añade el zumo de dos limas y mezcla con varillas.
  4. Incorpora la nata montada con movimientos envolventes para que quede muy esponjoso.
  5. Vierte la mitad de la mezcla en un molde rectangular alargado con una banda de papel vegetal en el fondo que facilite el desmoldado.
  6. Añade ralladura de lima y las frambuesas distribuidas por toda la superficie. Cubre con el resto de crema y unas galletas de barquillo. Congela 4 horas como mínimo tapado con papel film.
  7. Desmolda la tarta y decora con ralladura de lima, hojas de menta, frambuesas y unas galletas de barquillo en los laterales.

El truco final

Saca la tarta del congelador 20 minutos antes de degustarla para facilitar el corte.