Simone Ortega fue una de las grandes pioneras en el mundo editorial de la cocina en España. Nuera de Ortega y Gasset, su maravilloso '1080 recetas de cocina' es una biblia culinaria. Se trata de uno de libros más vendidos en nuestro país, donde encontrar todo tipo de platos, explicados con claridad y con la certeza de que siempre saldrán bien. De uno de sus aperitivos nos inspiramos hoy para preparar unas bolitas de queso fritas, que son un éxito garantizado a la vez que muy sencillas de preparar. La relación esfuerzo-resultado es imbatible. Un bocado lleno de sabor que se puede realizar con el queso de pasta dura de nuestra elección o mezclar distintos tipos para conseguir mayores matices de sabor. Pruébalas mojadas en una salsa agridulce de mango, tomate frito casero o naturales. ¡Crujientes por fuera, fundentes y cremosas por dentro, cuando pruebes una no podrás parar!

Ingredientes

  • 2 claras de huevo
  • 75 g de emmental rallado
  • 75 g de cheddar rallado
  • 25 g de pan rallado
  • Sal y pimienta negra.
  • Salsa de mango agridulce

Bolitas de queso

​​Preparación 15 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Medio. Comensales: 4.

Elaboración

  1. Vierte las claras de huevo en un recipiente amplio y móntalas a punto de nieve con la ayuda de unas varillas eléctricas.
  2. Añade el queso emmental y cheddar rallados en un lado del recipiente de las claras.
  3. Incorpora el pan rallado, pimienta recién molida y sal si fuera necesario.
  4. Mezcla con movimientos envolventes hasta integrar todos los ingredientes.
  5. Forma bolitas con dos cucharas y fríe en aceite caliente.
  6. Escurre sobre papel absorbente de cocina.
  7. Sirve enseguida con una salsa agridulce de mango.

El truco final

Puedes elaborar una cantidad mayor y una vez formadas las bolitas de queso congelarlas y guardarlas en una bolsa hermética hasta su uso. No es necesario descongelarlas antes de freírlas.