¿Aquella bolsa de patatas que compraste hace dos semanas, esa mitad que reservaste para tu placer de hoy, te acuerdas? Vas a buscarla con toda la ilusión del mundo y... ¡Horror!, te dejaste la bolsa medio abierta y las patatas están blandas. Son las últimas que quedan, claramente no las vas a tirar, pero ¿cómo puedes recuperarlas, darles una segunda oportunidad? No te preocupes, saca tu lado MacGyver. Solo necesitas un microondas, un dedo para manejarlo, 30 segundos de tu tiempo y la magia está servida.

El truco de hoy no solo se aplica a las patatas fritas, usa tu imaginación y dale una segunda vida a galletas, colines o biscotes.

Cómo recuperar el crujiente de las patatas

Ingredientes

  • Media bolsa de patatas fritas abierta hace cierto tiempo
  • Un microondas

Elaboración

  1. Extiende las patatas en un plato de manera que queden en una sola capa y no se solapen unas con otras.
  2. Introduce el plato en el microondas y conecta a máxima potencia durante 30 segundos.
  3. Saca el plato del horno y deja enfriar por completo.
  4. Repite la operación con el resto de patatas.
  5. El resultado será mejor si se hace con pequeñas cantidades cada vez.
  6. Durante el enfriado, las patatas recobrarán su textura crujiente.

El truco final

Para evitar que vuelvan a perder la textura, conserva las patatas en una caja hermética para aislarlas de la humedad o de olores fuertes.