La merluza es uno de los pescados más agradecidos, ya que suele gustar hasta a los más exigentes de cada casa. Dentro de las muchas formas de cocinarla, una de las más tradicionales y demandadas es al horno y con patatas.

El truco para que el pescado no se seque y las patatas queden tiernas es meter primero las patatas al horno y después el pescado. Este último necesita muy poco tiempo de cocción y no debemos pasarnos para que conserve toda su jugosidad.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Medio. Comensales: Dos.

Ingredientes

  • 2 patatas
  • 2 filetes de merluza
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado
  • Sal

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Pela y corta las patatas en rodajas finas, como para tortilla. A continuación, añade sal al gusto y colócalas en una bandeja apta para el horno.
  2. Mete la bandeja al horno y cocínalas durante 15 minutos a 200º, con calor arriba y abajo.
  3. Mientras se hacen las patatas, prepara la merluza. Comienza poniendo el aceite de oliva junto con el perejil y el ajo bien picado en un bol y mézclalo todo muy bien.
  4. Coloca el pescado limpio en un plato y sala al gusto. Extiende sobre la merluza el majado de aceite, ajo y perejil, y una vez haya pasado el tiempo de horno de las patatas, pon el pescado encima de estas.
  5. Hornéalo con calor arriba y abajo durante 10 minutos a 190º y sírvelo nada más salir del horno junto con las patatas.

El truco final

Si quieres un pescado extrajugoso, prueba a hacer la merluza en papillote. Para ello, envuelve el pescado en papel vegetal para horno y cocínalo el mismo tiempo y a la misma temperatura previamente descrita.