Muchas veces cuando entramos en un proceso gripal no nos apetece ni comer, así que seguro que te vendrá muy bien tener algunos trucos caseros para la gripe. Si no sabes qué comer cuando estás así, hoy te traemos una receta de una sopa de pollo que te va a encantar.

Tomando esta sopa cuando estés enfermo conseguirás que la irritación que tienes en la garganta baje considerablemente. Además, uno de los síntomas más molestos de esta enfermedad es la congestión nasal. Con eso esta receta también te va a ayudar.

Tiempo de preparación: 140 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Muy económico. Comensales: 10.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 patata
  • Perejil fresco
  • 1 trozo de calabaza
  • 2 zanahorias
  • Esqueleto de pollo
  • 2 litros y medio de agua
  • 1 hoja de laurel
  • 250 gramos de fideos para sopa
  • Sal
  • Pimienta negra

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Elaboración

  1. Lo primero que tienes que hacer en esta receta es limpiar bien todos los alimentos. Pela bien todas las verduras y quítale toda la grasa que le veas al pollo.
  2. Después del primer paso, lo siguiente que tienes que hacer es coger una olla grande donde te quepan bien todos los productos que vas a utilizar.
  3. A continuación, coloca todos los ingredientes en la olla y cúbrelos con agua. Utiliza bastante agua, no te preocupes, cogerá bien el sabor de todos los ingredientes.
  4. Ahora tienes que esperar dos horas para que todo cueza bien y los sabores se integren todos juntos.
  5. Cuando todo esté bien cocinado y ya tengas un buen caldo de pollo y verduras, llega el momento de colarlo. Tienes que tener cuidado de que no se quede ningún tropezón, ya que eso no es lo que estás buscando. Guarda las verduras.
  6. En este paso el líquido que tienes debe volver a la olla para poder calentarlo. Es hora de echar los fideos, tardarán en cocerse más o menos 7 minutos (depende de cómo te guste la pasta).
  7. Las verduras que habías apartado entran en juego ahora, tienes que triturarlas bien.
  8. Una vez realizado el paso anterior, coge dos cucharadas de este puré que acabas de hacer y añádelo a la sopa que está en el fuego. Con esto conseguirás darle una textura mucho más interesante y mejorar el color.
  9. Saca la olla del fuego y déjala enfriar para poder guardar el contenido.
  10. Si quieres decorarla un poco en el momento de servirla, para que te apetezca un poco más comerla, puedes picar un poco de perejil fresco y echárselo por encima.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El truco final

Opta por seguir estos trucos caseros para la gripe y te recuperarás mucho antes. El mejor consejo que te podemos dar para esta receta es que la hagas el día anterior. Si la dejas en la nevera 24 horas, será mucho más sencillo desgrasarla, y todos sabemos lo desagradable que puede llegar a ser una sopa con grasa.