Las peras al vino son uno de los postres clásicos de la gastronomía española y, además de ser deliciosas, nos sirven para aprovechar las peras antes de que se pongan malas o darle uso a los restos de vino después de una cena. Si te gustan los postres con fruta, este te encantará ya que todos los ingredientes combinan entre sí resaltando sus propiedades.

La jugosidad de la pera marida perfectamente con el vino, dando lugar a una textura melosa a medio camino entre ambos. Además, las peras al vino son una receta muy económica. Tanto si te sirve para aprovechar las peras como si las tienes que comprar, podrás servir un postre delicioso en la mesa por menos de un euro la ración.

Tiempo de preparación: 15 minutos. Dificultad: Muy fácil. Coste: Muy económico. Comensales: 4.

Ingredientes

  • Peras conferencia. Procura que estén maduras pero no excesivamente blandas para que no se deshagan durante la elaboración
  • 1/2 litro de vino tinto
  • 170 gramos de azúcar
  • 1 limón
  • 3 - 4 estrellas de anís
  • Canela en rama
  • Cardamomo
  • 2 clavos

Elaboración

  1. Comenzamos la elaboración de la receta preparando los ingredientes. Con la ayuda de un pelador, separamos la corteza del limón y la reservamos aparte.
  2. A continuación, pelamos las peras sin separarlas del pedúnculo y realizamos un corte transversal en la base, asegurándonos de que queden planas y se puedan mantener de pie. De esta manera quedarán estables en la cazuela y se podrán presentar mejor a la hora de servirlas.
  3. En una cazuela, ponemos el vino a calentar a fuego medio y dejamos que llegue a ebullición unos segundos.
  4. Añadimos el azúcar al vino y removemos hasta que se haya disuelto por completo. Después bajamos un poco el fuego y añadimos la corteza del limón, la canela, el clavo, el anís y el cardamomo.
  5. Vamos removiendo y dejamos que los sabores se combinen durante un par de minutos.
  6. Añadimos las peras colocándolas en posición vertical, con la base en el fondo de la cazuela y el pedúnculo hacia arriba. Volvemos a poner al fuego a temperatura media y las dejamos cocinar durante 20-30 minutos.
  7. Si queremos que el color de las peras quede uniforme y el vino no las cubre completamente, las rociamos cada cinco minutos con la salsa.
  8. Las peras están listas cuando, al clavarles un pincho, las atraviesa con facilidad.Cuando estén cocinadas, las retiramos de la cazuela.
  9. Subimos la temperatura del fuego y dejamos que el vino se reduzca hasta que quede una salsa densa y brillante. Una vez esté espesado el almíbar, retiramos del fuego y pasamos por un colador.
  10. Servimos las peras en un plato con un poco del almíbar.

Truco final

Parte del sabor particular de este plato lo da el vino especiado, por lo que puedes probar a experimentar con otras especias para ajustar el sabor a tus gustos particulares. Estos postres clásicos permiten personalizar su elaboración. Nuez moscada, jengibre en polvo o la piel de naranja te ayudarán a cambiar los matices del sabor y adaptarlo a tus preferencias.