Espaguetis a la carbonara, la receta única de un clásico italiano
  1. Recetas
recetas

Espaguetis a la carbonara, la receta única de un clásico italiano

Es uno de los platos más típicos y más erróneamente versionados de la gastronomía italiana. ¿Quieres preparar la receta clásica? Es mucho más fácil de lo que parece. Eso sí, tira la nata a la basura

Foto: Espaguetis a la carbonara. (Snaps Fotografía)
Espaguetis a la carbonara. (Snaps Fotografía)

Una de las mayores atrocidades que cometemos los españoles en la cocina se produce cuando tratamos de elaborar (y reinventar) la receta de la salsa carbonara para los espaguetis. Nos empeñamos en ponerle nata y los italianos se llevan las manos a la cabeza porque, efectivamente, la salsa carbonara no la lleva bajo ninguna circunstancia, por mucho que aquí nos empeñemos en utilizarla.

La receta original, la que cualquier italiano te prepararía, lleva huevo, queso pecorino, pimienta y guanciale. El guanciale es una chacina típica de la gastronomía italiana que nosotros, para no liarnos demasiado, podemos sustituir por la panceta autóctona y seguir obteniendo unos resultados de lo más aceptables.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.



Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 300 g de espaguetis
  • 3 yemas de huevo
  • 150 g de guanciale o panceta
  • 50 g de queso pecorino
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva
Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Pon en una olla abundante agua con sal y deja calentar hasta que hierva. Cuando rompa el hervor, añade la pasta y cuécela durante el tiempo que indique el fabricante en el paquete. Escúrrela y reserva.
  2. Por otro lado, pon las yemas de huevo en un cuenco y bátelas muy bien. Añade pimienta negra y sal al gusto y mezcla. Echa también el queso pecorino y remueve todo muy bien para que se integre.
  3. En una sartén, pon un chorro de aceite de oliva a calentar y echa dentro el guanciale o la panceta. Cocínala a fuego medio hasta que esté dorada por ambos lados. Una vez dorada, añade la pasta y deja que se caliente removiendo para que la panceta se reparta.
  4. Acaba la receta añadiendo la mezcla de huevos y queso y remueve bien para que el queso se funda y toda la pasta quede bien impregnada. Sirve caliente y ralla un poco de queso por encima si lo deseas.

El truco final

Si has cocinado la pasta en el punto exacto en el que la quieres servir, una vez la saques de la olla, corta la cocción con un chorro de agua fría para evitar que se siga cociendo con el calor residual y se quede demasiado tierna.

Recetas de primeros platos Cereales Cocina italiana Huevo
El redactor recomienda