Pisto de verduras con huevo: un plato de toma pan y moja
  1. Recetas
Receta

Pisto de verduras con huevo: un plato de toma pan y moja

Productos sencillos cocinados lentamente solo con aceite de oliva alcanzan la categoría de excelencia en esta preparación clásica de nuestra gastronomía y de la que se encuentran réplicas en otras zonas del área mediterránea

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Uno de los placeres (gastronómicos) adultos es el pisto con huevo. Este plato típico de la cocina española (que guarda un parentesco cercano con el ratatouille francés o el briam griego) es repudiado durante la infancia, pero con los años acaba conquistando la mayoría de los paladares. En sus inicios se elaboraba exclusivamente con tomate y pimientos, fritos lentamente en aceite de oliva, pero después se fueron incorporando otros ingredientes (cebolla, calabacín, berenjena, etc). En la actualidad se puede preparar en cualquier época del año aprovechando que siempre se encuentran tomates en los mercados (aunque la temporada perfecta es el verano), pimientos y berenjena o calabacín.

El pisto es una comida muy sana (repleto de antioxidantes con numerosos efectos positivos sobre la salud) y no podía encontrar mejor compañero que el huevo. Esta es la receta para preparar un plato de toma pan y moja.

Tiempo de preparación: 1 hora. Dificultad: Fácil. Coste: Bajo. Comensales: 4

Foto: Unsplash/@agumeniuk.
Foto: Unsplash/@agumeniuk.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo finamente picados
  • 5 pimientos mixtos (de colores)
  • 2 calabacines
  • 1 berenjena
  • 4 tomates
  • 4 huevos
  • Perejil
  • Laurel, orégano y tomillo (opcionales)

Preparación

1.-Calentar el aceite en una cacerola grande o en una sartén de hierro fundido a fuego lento. Añadir las cebollas y una pizca de sal, tapar y dejar pochar despacio durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadir el ajo y cocinar otros 2 minutos.

2.-Añadir los pimientos y freír a fuego medio, tapados, durante aproximadamente 5 minutos, removiendo cada cierto tiempo, hasta que los pimientos estén tiernos.

3.-Incorporar la berenjena y el calabacín cortados en trozos pequeños y seguir cocinando otros 10 minutos con el recipiente tapado.

4.-Por último, se añaden los tomates pelados y troceados. Se incorporan las especias (opcional) y, si es necesario, se rectifica el punto de acidez con un poco de azúcar.

5.-Cuando las verduras están tiernas, se añaden los huevos por encima del pisto (con cuidado de que no se rompan las yemas) y se dejan hacer durante otros cinco minutos (mirar que la clara esté cuajada y la yema blanda).

Truco final

Añadir unas patatas fritas en cuadraditos sobre el pisto y los huevos. El complemento irresistiblemente perfecto.

Aceites Verduras Huevo
El redactor recomienda