Linguini con garbanzos crujientes y romero. Te vas a sorprender
  1. Recetas
Plato completo

Linguini con garbanzos crujientes y romero. Te vas a sorprender

Una deliciosa combinación de sabores con un alto valor nutricional y lista en media hora. El secreto está en el toque del romero frito en aceite de oliva, que aporta al plato un delicado toque aromático. ¡Éxito asegurado!

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

La pasta con garbanzos es una comida saciante y rápida de preparar. El atractivo de esta receta es el sabor a romero, ligeramente tostado en aceite de oliva. Se pueden añadir espinacas o rúcula, con lo que se consigue un plato nutricionalmente muy completo (carbohidratos, proteína y fibra) u optar por una versión más ligera espolvoreando la pasta con perejil y parmesano.

Preparación: 20 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Bajo. Comensales: 4 personas.

Ingredientes

Foto: Unsplash/@runningonrealfood.
Foto: Unsplash/@runningonrealfood.

  • ½ taza de aceite de oliva virgen extra (AOVE), más más para servir
  • 8 ramitas frescas de romero
  • Sal y pimienta negra
  • 400 g de linguini (u otro tipo de pasta larga)
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 3 dientes de ajo, pelados y aplastados
  • Un frasco de garbanzos (400 g), enjuagados, escurridos y bien secos
  • ½ taza de perejil picado grueso
  • 1 limón, cortado en gajos
  • Parmesano o queso de oveja recién rallado, para servir (opcional)

Preparación

Foto: unsplash/@landescapewithme
Foto: unsplash/@landescapewithme

  1. Cocer la pasta en abundante agua con sal (preparar al dente)
  2. Mientras se cuece la pasta, preparar el aceite de romero: en una sartén lo suficientemente grande como para contener toda la pasta, calentar el aceite a fuego medio, y cuando esté caliente, añadir las ramitas de romero y remover durante 3 o 4 minutos hasta que las hojas estén crujientes.
  3. Retirar el romero de la sartén y ponerlas en un plato con papel de cocina y salpimentar.
  4. Añadir la mantequilla en el aceite de freír el romero, y cuando esté derretida, añadir el ajo y los garbanzos. Freír removiendo hasta que los garbanzos estén dorados y crujientes (entre 8 y 10 minutos)
  5. Mientras se cocinan los garbanzos, retirar las hojas de romero de las ramitas (deslizar entre los dedos de arriba hacia debajo de la rama). Desmenuzar las hojas frotándolas entre los dedos y reservar.
  6. Cuando los garbanzos estén crujientes, sazonar con sal y pimienta, bajar la temperatura de la cocina e incorporar la pasta, añadiendo media taza de agua de cocer la pasta para formar una salsa brillante. Agregar el perejil y las hojas de romero desmenuzadas. Sazonar al gusto con sal y pimienta.
  7. Servir con una rodaja de limón para exprimir.
  8. Espolvorear con el queso rallado y aceite de oliva.

Sal Aceites
El redactor recomienda