Menú
Vídeo-receta: arroz con codorniz y trompetas de la muerte
  1. Recetas
no todo es paella

Vídeo-receta: arroz con codorniz y trompetas de la muerte

Este cereal es el que más maña requiere a la hora de cocinar. Si lo hacemos bien, su potencial es también enorme. Las setas y el ave son capaces de llevarlo al siguiente nivel

Foto: Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Las Craterellus cornucopioides, más conocidas como trompetas de la muerte, son unas setas negras de forma cónica parecida a un embudo, cuyo sabor se asemeja al de la trufa negra. Su nombre le viene dado por su color negro y porque la época de recolección es cercana al Día de Todos los Santos, aunque podemos encontrarlas frescas desde finales de verano. Fuera de estos meses, las utilizamos secas y solo hará falta rehidratarlas para su consumo el resto del año. Con dejarlas a remojo durante unos minutos estarán listas para ser cocinadas. Podemos aprovechar ese agua de remojado una vez filtrada, para la confección de salsas o como caldo para la cocción de arroz, como en la receta que nos ocupa. Hemos usado además las carcasas de codorniz para enriquecer el caldo y elaborar esta receta de arroz campestre, repleta de matices del mejor sabor del monte.

Ingredientes

  • 800 ml de caldo de codorniz y setas
  • 300 g de pechugas de codorniz
  • 3 cucharadas soperas de aceite
  • 40 ml de arroz
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • Un puñado de trompetas de la muerte
  • 1 vaso de vino blanco
Vídeo: Snaps Fotografía

Preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Medio. Comensales: 4.

Elaboración

  1. Vierte 3 cucharadas de aceite en una paella o sartén amplia. En cuanto esté caliente añade el ajo picado.
  2. Una vez que empiece a tomar color, incorpora la cebolla, el pimiento verde y rojo, todo muy picadito.
  3. Cuando esté pochado añade las trompetas de la muerte limpias.
  4. Corta las pechugas de codorniz en tiras, dóralas a fuego vivo y reserva.
  5. Incorpora el vino al sofrito y deja que se evapore.
  6. Echa el arroz, remueve y cúbrelo con el caldo. Añade sal al gusto si fuera necesario. Deja cocer durante 20 minutos.
  7. Añade entonces la codorniz y prosigue la cocción 5 minutos más o hasta que el arroz esté listo.

El truco final

Es muy importante que el caldo que se va a utilizar para hacer el arroz esté muy concentrado en sabores. Puedes sustituir el caldo de codorniz y setas por un caldo de ave o de hortalizas.

Las Craterellus cornucopioides, más conocidas como trompetas de la muerte, son unas setas negras de forma cónica parecida a un embudo, cuyo sabor se asemeja al de la trufa negra. Su nombre le viene dado por su color negro y porque la época de recolección es cercana al Día de Todos los Santos, aunque podemos encontrarlas frescas desde finales de verano. Fuera de estos meses, las utilizamos secas y solo hará falta rehidratarlas para su consumo el resto del año. Con dejarlas a remojo durante unos minutos estarán listas para ser cocinadas. Podemos aprovechar ese agua de remojado una vez filtrada, para la confección de salsas o como caldo para la cocción de arroz, como en la receta que nos ocupa. Hemos usado además las carcasas de codorniz para enriquecer el caldo y elaborar esta receta de arroz campestre, repleta de matices del mejor sabor del monte.

Recetas en vídeo
El redactor recomienda