Este año el helado de vainilla será casero
  1. Recetas
Receta

Este año el helado de vainilla será casero

El buen tiempo está a punto de llegar para quedarse y apetece deleitarse con un buen helado. Hacerlo en casa es mucho más fácil de lo que imaginas... Y te vas a chupar los dedos

Foto: Helado de vainilla. (iStock)
Helado de vainilla. (iStock)

¿Alguna vez te has planteado hacer helado en casa? Es más sencillo de lo que puedas pensar y no requiere de electrodoméstico alguno. Sin embargo, vas a tener que controlar la temperatura minuciosamente para disfrutar de un resultado cremoso. El verano se aproxima, por lo que hay que armarse de recetas sencillas y llenas de frescor para combatir el calor.

El helado de vainilla casero es uno de los más fáciles de elaborar, ya que precisa ingredientes que todo el mundo tiene en su hogar. Solo necesitarás huevos, leche entera y, cómo no, unas vainas de vainilla. No te llevará mucho trabajo y recuerda que este helado puede servirte de base para incluir otros sabores, así que podrás llegar a personalizarlo.

Tiempo de preparación: 240 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Económico. Comensales: 6

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 500 gramos de leche
  • 250 gramos de nata para montar (con un 34-35% de materia grasa)
  • 70 gramos de yemas de huevos
  • 160 gramos de azúcar
  • 1/2 vaina de vainilla

Elaboración

  1. Lo primero que harás será añadir la leche y la vainilla en una olla. Ponla a fuego medio y cuando alcance los 80ºC, retírala. Tápala y deja que la leche absorba los sabores de la vainilla durante 30 minutos. Añade la nata para montar y pon el fuego a media potencia otra vez.
  2. Prepara un cuenco con las yemas de los huevos y el azúcar. Bate con unas varillas para integrar los ingredientes. Agrega un cazo de esta mezcla cuando la leche llegue a los 50ºC. Pasados unos minutos, añade el resto, así las yemas no llegarán a cuajar. Retira la vainilla y utiliza la batidora en la olla hasta alcanzar una mezcla homogénea. Vigila que no se pegue al fondo y cuando alcance los 85ºC, retira la olla del fuego.
  3. Pon la mezcla en un bol. Coloca hielo en un recipiente más grande que el bol y, además, añade sal. Esto hará que el frío se transmita de manera más eficaz entre el hielo y el cuenco con la mezcla. Utiliza una espátula para remover hasta alcanzar los 4ºC. La clave es lograr reducir la temperatura en menos de 2 horas. Una vez conseguida la temperatura adecuada, pasa la mezcla a un cuenco limpio.
  4. Cubre el cuenco con film y procura que este entre en contacto con la superficie del futuro helado. De otra manera se creará una costra congelada que no aportará nada al resultado final. Guarda la mezcla 8 horas en el frigorífico o, si lo prefieres, puedes dejarla toda la noche. El resultado será un helado un tanto cremoso, idóneo para disfrutar cuando más te apetezca.
Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Hacer helado en casa es tan sencillo como seguir esta receta. Procura mantener las temperaturas indicadas en todo momento, puesto que algunos ingredientes, como el huevo, podrían llegar a cuajar o cortarse, por lo que tendrías que empezar de nuevo. Sin embargo, con un poco de maña y precaución harás un helado fantástico. ¿Preparado para degustarlo?

Leche Azúcar Grasa
El redactor recomienda