¿Tienes alitas de pollo y tequila? La receta más rica y divertida
  1. Recetas
paso a paso

¿Tienes alitas de pollo y tequila? La receta más rica y divertida

Son tremendamente versátiles, pero con esta receta vas a poder descubrir cómo elaborar un plato estrella con matices que hasta ahora desconocías. Abre tu despensa y toma nota

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cómo hacer alitas de pollo? A esta pregunta se puede responder de diversas maneras, pero en esta receta descubrirás por qué las alitas de pollo con tequila pueden convertirse en tu plato estrella. La combinación de sabores, las múltiples posibilidades gustativas que presenta y el darle esa pincelada mexicana a este plato son pasos que no debes evitar para conseguir el éxito.

Recuerda que las alitas de pollo son perfectas para cualquier momento del año, siendo la primavera y el verano las estaciones más adecuadas para degustarlas. Son un plato muy saludable que, acompañado con una guarnición de verduras, puede convertirse en una comida tan completa como recomendable. ¿Te atreves a prepararlas?

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Medio Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • Un kilogramo de alitas de pollo
  • Una cucharada de ajo pasado por el mortero
  • El zumo de dos limas
  • El zumo de una naranja
  • Dos cucharadas de tequila
  • Una cucharadita de salsa chipotle (si no te gusta el picante, no uses este ingrediente)
  • Un cuarto de cucharadita de café de pimienta blanca, canela molida, comino y orégano

Elaboración

  1. Corta las alitas y disponlas ordenadas en una bandeja. Debes quitarles los extremos para que quepan mejor y para que sean más atractivas a la vista del comensal.
  2. Mezcla el zumo de los cítricos con la pasta de ajo, el chipotle (si lo usas) y el resto de especias. Usa un tenedor y bate suavemente durante varios minutos para que la mezcla sea más homogénea.
  3. Impregna las alitas con estos ingredientes. Han de quedar bien cubiertas. Deja la bandeja en la nevera durante un mínimo de tres horas. Si lo prefieres, haz esta preparación de víspera y déjala toda la noche para conseguir más sabor. Cubre la bandeja con papel film o de aluminio para evitar que el frío reseque la carne.
  4. Hornea las alitas a 180 grados durante 30 minutos.
  5. Servir inmediatamente con la guarnición elegida.

Como habrás comprobado, la sencillez de la preparación es una de las mayores virtudes de este plato. Intenta, si optas por una ensalada, no usar rúcula u otras verduras de sabor fuerte que podrían enmascarar el verdadero sabor de las alitas.

Es importante también que no uses otra salsa tipo barbacoa para mojarlas, ya que el adobo que has preparado no servirá de nada. En cuanto al maridaje, apuesta por el mismo tequila que has usado para las alitas, por un vino blanco o por una cerveza ligera bien fría. Los resultados son espectaculares. Recuerda escoger un buen tequila para ganar en aromas y en intensidad. No dudes en preparar esta receta para sorprender a amigos y familiares.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

El problema principal de las alitas es que se doran con facilidad en el horno y te pueden quedar demasiado duras. En ocasiones, es mucho mejor poner el horno a 120 grados durante una hora para conseguir que la carne se despegue del hueso con mayor facilidad.

Verduras Carne Naranja
El redactor recomienda