La frittata, ahora más sencilla y sabrosa que nunca
  1. Recetas
Receta

La frittata, ahora más sencilla y sabrosa que nunca

Es un plato ideal para aprovechar esas verduras que se nos van a pasar en la nevera y para todos aquellos que quieren preparar algo especial pero no tienen demasiado tiempo en la cocina

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es un plato ideal para aprovechar esas verduras que se nos van a pasar en la nevera y para todos aquellos que quieren preparar algo especial pero no tienen demasiado tiempo en la cocina.

La frittata, del italiano 'fritto' ('friggere', freír), es un plato de origen humilde que consiste en una tortilla o un quiche con ingredientes variados. A diferencia de la primera, no se le da la vuelta y se termina de cocinar en el horno.

La frittata es un plato muy completo y es que lleva huevos, verduras, queso e incluso algo de carne. Además es muy versátil. Y es que le puedes añadir todo tipo de ingredientes: salmón ahumado, mozzarella, berenjenas, guisantes..., las posibilidades son infinitas. Descubre cómo hacer frittata, una de las recetas italianas más ricas.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de nata líquida (opcional)
  • 1 cebolla roja
  • Medio pimiento rojo
  • 1 manojo de espinacas
  • 1 rulo de queso de cabra, queso de oveja o parmesano rallado
  • 4 lonchas de beicon
  • Unas hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración

  1. Corta la cebolla en juliana y el pimiento en trocitos.
  2. Carameliza la cebolla. Para ello tienes que pocharla a fuego lento con un poquito de aceite de oliva y sal. No te olvides de hacerlo en una sartén apta para horno. Para evitar que se te queme, ponle un poquito de agua. Estará lista cuando esté bien dorada.
  3. Incorpora el beicon en tiras pequeñas y el pimiento. Cuando estén medio hechos, as espinacas frescas. Puedes sustituirlas por acelgas u otra verdura similar.
  4. Mientras tanto, bate los 4 huevos con un poquito de sal y pimienta. Si quieres que te quede especialmente esponjosa, bate primero las claras y añádeles las yemas.
  5. Suma los huevos a la mezcla. Asegúrate de que la cubren bien. Si no, puedes ponerle un huevo más. Deja que cuaje. Recuerda que no tienes que darle la vuelta como si se tratara de una tortilla tradicional.
  6. Retira la sartén y pon cuatro rodajas de queso de cabra o el queso rallado que prefieras, las hojas de albahaca fresca y la nata líquida.
  7. Introduce en el horno y hornea unos 15 minutos. Pon el grill para que el queso se funda. Con un par de minutos tienes suficiente. Cuando tu frittata esté dorada, estará lista.
Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

La frittata es de lo más versátil. Otras combinaciones que quedan muy bien: de espinacas, champiñones y queso manchego, de puerros y queso de oveja curado, de tomates cherry y queso mozarella, o de chorizo picante y tomillo.

Si quieres darle un toque diferente y muy colorido a tu frittata, ponle bastante perejil fresco picado, rúcula, queso rallado o salsa pesto por encima. Todos o solo los que prefieras. Y como acompañamiento, un vino lambrusco.

Recuerda: entre las recetas italianas para triunfar, la frittata.

Verduras Tortilla Huevo Aceites
El redactor recomienda