Gazpachos manchegos, una receta clásica que no pasa de moda
  1. Recetas
así se hace

Gazpachos manchegos, una receta clásica que no pasa de moda

Te enseñamos uno de los platos más tradicionales y con más solera de España. Es rico y muy original, a base de pollo, conejo, tomate y setas. Triunfarás con tus comensales

placeholder Foto: Gazpachos manchegos. (iStock)
Gazpachos manchegos. (iStock)

Los gazpachos manchegos es una de las recetas típicas de Castilla. Aunque cuando todos pensamos en gazpacho se nos suele venir a la mente el típico andaluz con tomate, pimiento, ajo y pepino, que ya era muy popular antes de que Almodóvar lo llevara a la gran pantalla en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', los manchegos son bastante diferentes. Una especie de sopa espesa con distintas carnes y una de torta de harina.

Si estás buscando una receta original y muy española al mismo tiempo pero quieres salirte de los típicos platos de siempre como la paella o la tortilla de patatas, esta es la tuya. Un plato contundente pero muy sano. Ideal para reponer fuerzas sin añadir calorías de más.

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Media. Coste: Moderado. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 1 lata de tomate frito (250 gramos) o 2 tomates
  • 1/2 pollo troceado o 1 perdiz/liebre
  • 1/2 conejo troceado
  • 1 cebolla pequeña
  • 4-5 ajos
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo (opcional)
  • 2 litros de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poquito de pimentón dulce o de la Vera
  • Un par de clavos de olor
  • Tomillo
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 hoja de laurel

Para la torta cenceña

  • 1/2 kilo de harina
  • 1 vaso de agua con sal

Elaboración

  1. Pon el aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente añade los trozos de pollo, de perdiz o liebre y el conejo. Sofríe.
  2. Mientras tanto corta las hortalizas en cuadritos.
  3. Cuando la carne esté dorada incorpora las hortalizas y sofríe.
  4. Cuando la carne y las verduras estén medio hechas añade las especias: el pimentón dulce o de la Vera, el laurel, el tomillo y el tomate frito o natural rallado.
  5. Sofríe durante unos minutos y añade el agua. Deja cocer hasta que la carne esté tierna.
  6. Mientras, puedes hacer la torta. Pon en un recipiente el agua y ve añadiendo la harina. Remueve hasta formar una masa. Haz una bola y estírala con el rodillo.
  7. Ponla en la bandeja de horno y hornea unos 15 minutos a 200º. Sácala del horno y cuando esté tibia, córtala en trozos con la mano.
  8. Añade los trocitos de torta al gazpacho y deja que cuezan hasta que queden tiernos. El sabor y la textura de la torta son muy parecidos a los de la pasta cocida.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Algunos consejos para elaborar tus gazpachos

  • Si quieres darle un extra de sabor a chorizo, usa el pimentón de la Vera.
  • Si no te apetece hacer la torta cenceña, puedes sustituirla por tostas.
  • Si es la época de las setas y los níscalos, puedes añadirles unos cuantos cuando sofrías la carne. Es típico de muchas zonas de La Mancha.

Truco final

No te olvides de presentar tus gazpachos manchegos con perejil fresco picado y servirlo junto a un vino tinto de variedad noble.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Carne Hortalizas Verduras Aceites
El redactor recomienda