Estas albóndigas no dejan indiferente a nadie
  1. Recetas
Receta

Estas albóndigas no dejan indiferente a nadie

Nos encantan las de carne, pero estas no van a ser menos, ya que son de pescado y su resultado es absolutamente delicioso. Haz la prueba y, ya verás, te las quitarán de las manos

placeholder Foto: Albóndigas con tomate. (iStock)
Albóndigas con tomate. (iStock)

Las albóndigas de pescado son un plato perfecto para todos aquellos a los que no les gusta el pescado, para los niños y para los que quieren comer este alimento tan básico dentro de una dieta sana sin necesidad de encontrarse con espinas por el camino.

Si quieres recetas con pescado y no eres un experto en la cocina, apuesta por estas albóndigas. Un plato sano, nutritivo y atractivo a la vista y al paladar. Las proteínas del pescado y del huevo y las saludables propiedades del perejil, de la cebolla y del ajo lo hacen un plato muy completo para incorporar a tu menú semanal.

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Moderado. Comensales: 4.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 450 gramos de merluza u otro pescado blanco
  • 125 gramos de gambas peladas
  • 2 huevos
  • 5 dientes de ajo
  • Miga de pan
  • Pan rallado blanco o integral
  • Un chorrito de leche
  • Pimienta negra o blanca
  • Perejil picado
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana
  • Un chorrito de vino blanco
  • Fumé de pescado
  • 1 pastilla de caldo de pescado
  • 1 chorrito de nata (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. Pica muy bien el pescado, las gambas, el perejil y los ajos. Puedes hacerlo con una picadora o con un cuchillo.
  2. Bate los 2 huevos y añade la picada, el pan rallado, una miga de pan mojada en leche y salpimenta. La cantidad de pan rallado es orientativa. Pon la cantidad suficiente hasta que se forme una masa con la que puedas hacer albóndigas.
  3. Haz las bolas de pescado. Cuando las tengas todas listas, pásalas por un poco de harina y fríelas en abundante aceite caliente.
  4. Pica la cebolla y el ajo en trocitos pequeños. Salpiméntalos.
  5. Fríe la cebolla y el ajo hasta que estén pochados.
  6. Añádele una cucharada de harina y dale un par de vueltas.
  7. Incorpora un chorrito de vino blanco y deja que se evapore.
  8. A continuación añade el fumé de pescado y la pastilla de caldo. Puedes optar por comprar el fumé o hacerlo tú mismo con las espinas del pescado, las cáscaras de las gambas, zanahoria, cebolla y puerro.
  9. Deja que hierva un poco y al final ponle un chorrito de nata.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Si quieres una salsa mucho más sencilla y que resulta muy suave para las albóndigas de pescado, hazla solo con nata. Pon la nata en una sartén con media pastilla de caldo de pescado, pimienta negra y añade las albóndigas. Deja que cueza un poquito y listo.

Para que tus albóndigas de pescado llamen la atención de todos los comensales sírvelas con abundante perejil picado o cebollino. Y como guarnición, olvídate de las aburridas patatas fritas y acompáñalas de un poco de cuscús con frutos secos y pasas o arroz basmati cocido. ¡Buen provecho!

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Sal Vino blanco Huevo Pescado blanco Leche Dieta Aceites
El redactor recomienda