La tarta de ciruelas de nombre impronunciable pero sabor inolvidable
  1. Recetas
Receta

La tarta de ciruelas de nombre impronunciable pero sabor inolvidable

Llega desde Alemania y puede ser un postre de lo más exitoso. No es una receta complicada pero sí agradecida y especialmente rica. Prúebala

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hacer repostería en casa siempre es una gozada. Mancharse las manos con harina y elaborar las tartas más dulces es una experiencia maravillosa. Desde Alemania nos llega la tarta Zwetschgenkuchen o tarta de ciruelas. Su nombre es realmente complicado de pronunciar, pero su elaboración es mucho más sencilla.

En esta receta pondremos a prueba toda nuestra maña como reposteros, pero siempre disfrutando como un niño pequeño. La ciruela es una gran fruta con la que realizar todo tipo de elaboraciones, como por ejemplo esta tarta de nombre enrevesado. Sin embargo, el resultado final será una delicia para el paladar, que contribuirá en gran medida a desenredar la lengua y a disfrutar de una merienda o un postre con cierto toque germano.

Tiempo de preparación: 120 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 4

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 750 gramos de ciruelas
  • 230 gramos mantequilla
  • 4 gramos sal fina
  • 170 gramos azúcar glas
  • 60 gramos harina de almendra
  • 2 huevos
  • 440 gramos harina de repostería
  • 100 gramos harina
  • 75 gramos mantequilla
  • 60 gramos azúcar
  • Especias al gusto

Elaboración

  1. Para empezar con este pastel, elaborarás la base del mismo. Primero bate la mantequilla derretida, el azúcar glas y la harina de almendra hasta mezclar los ingredientes al completo. Luego añade los huevos uno por uno para integrarlos batiendo.
  2. En un bol aparte añade la harina normal con sal, mézclala y ve incorporándola poco a poco con la mezcla que has realizado en el anterior paso. Una vez listo, deja que la masa repose en la nevera durante una hora.
  3. Tras la hora, estírala con suavidad hasta cubrir toda la superficie de un molde para tartas. La clave es no forzar a la masa ni presionar con el rodillo en exceso, ya que esta puede acabar por romperse y destrozar todo el duro trabajo que has realizado. Así que estira poco a poco sin forzar la masa. Cuando la hayas estirado, introdúcela en el horno a 150ºC durante 20 minutos con papel de hornear y peso encima que impida a la masa subir.
  4. Le ha llegado el momento al crumble. Mezcla harina, agua, mantequilla y las especias que más te gusten. Habrás terminado cuando consigas una masa del tamaño de unas habas. A continuación, corta las ciruelas por la mitad, retírales el hueso y colócalas sobre la masa ya cocida. Extiéndelas de manera uniforme y luego añade por encima el crumble.
  5. El último paso consiste en hornear la Zwetschegenkuchen a 180ºC durante 35 o 45 minutos. Una vez pasado el tiempo déjala reposar para que los sabores terminen de formarse y disfrútala. ¡Que aproveche!
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Hacer respostería en casa te permite adentrarte en un mundo maravilloso. Procura respetar los tiempos de cocción de esta tarta de frutas, no fuerces la masa al estirarla y añade las especias que más te gusten al crumble. Así, disfrutarás de una auténtica tarta germana en tu hogar.

Tarta Fruta Repostería Azúcar
El redactor recomienda