Pan de molde con queso y cerveza, un aperitivo sorprendente
  1. Recetas
Receta

Pan de molde con queso y cerveza, un aperitivo sorprendente

No hay mejor fórmula para no tirar nada a la basura que aprovechar los alimentos con preparaciones nuevas. Prueba con esta: rápida, sencilla y gusta a todos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las recetas de aprovechamiento son una opción perfecta tanto para limpiar la nevera como para abonarte a las cenas rápidas. Además, ponen a prueba tu creatividad y te ayudan a descubrir matices gustativos diversos en todo tipo de alimentos.

Es más que probable que no tengas demasiado claro cómo mezclar los ingredientes que aparecen en el título de este post, pero te aseguramos que esta receta es de esas que no se olvidan.

Solo necesitas atreverte a probar y, sobre todo, a sorprender a todo el mundo con una opción tan económica como sabrosa.

Tiempo de preparación: 10 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Económico Comensales: 4

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 4 rebanadas de pan de molde (mejor si son más gruesas de lo normal).
  • 1 lata de cerveza.
  • Queso para gratinar (a ser posible, mozarella o gouda).
  • Mostaza antigua (1 cucharada por rebanada).

Elaboración

  1. En un recipiente hondo vierte la lata de cerveza.
  2. Empapa cada rebanada de pan por los dos lados en cerveza.
  3. Forra una bandeja de horno con papel vegetal.
  4. Coloca cada rebanada empapada sobre la bandeja de horno. Unta el pan con la mostaza antigua.
  5. Cubre con el queso que prefieras y gratina el pan durante unos 5 minutos a 150 grados.

Truco final

Este plato se puede decorar con un poco de cebolla, pimienta negra molida o especias al gusto. Su maridaje con cerveza es más que recomendable. Además, cortando el pan en cuadrados puedes lograr unos canapés idóneos. Por ejemplo, puedes usar un jamón serrano, salmón ahumado o cualquier conserva de pescado que aporte sabor, pero que no llegue a enmascarar la combinación original.

Es cuestión de ir probando diversas combinaciones. Funciona muy bien con salsa picante e incluso admite pimiento verde o un diente de ajo muy bien picados. Retar a tu paladar es siempre sinónimo de querer seguir mejorando tus cualidades culinarias.

Lo que sí te aseguramos es que este aperitivo puede convertirse en uno de los preferidos en cualquier tipo de celebración que quieras organizar. Si escoges una materia prima de alta calidad y controlas muy bien el tiempo de empapado en la cerveza y de gratinado, el resultado sorprenderá a todo el mundo. Mención aparte nos merece la mostaza. Quizá la industrial puede ser demasiado potente. Prepara tú mismo una mezcla de granos de mostaza y vinagre blanco para darle tu toque personal al plato.

Ese sabor casero y esos destellos de elegancia están destinados a marcar la diferencia. Arriésgate y no le digas a ningún invitado cómo has preparado esta receta. Seguro que así consigues que se queden pensando en que eres un gran maestro de los fogones.

El sabor final del plato proviene directamente del tipo de cerveza utilizada. No te limites a escoger la que bebes siempre e investiga para encontrar otras opciones mucho más adecuadas.

Jamón
El redactor recomienda