Rodaballo al horno, tan sencillo como rico
  1. Recetas
Receta

Rodaballo al horno, tan sencillo como rico

Un plato que gustará a niños y mayores y para el que no necesitas muchos ingredientes. Con poquita cosa, quedará estupendo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Estás buscando recetas de pescado para sorprender sin matarte cocinando? Te enseñamos a preparar un rodaballo al horno. Una receta muy sencilla y que suele gustar a todo el mundo. Además, te damos algunos trucos de cocina para que tu rodaballo te quede perfecto.

Este es un pescado semigraso de fácil digestión, con pocas espinas y agradable sabor, ideal para los niños y los mayores. Asimismo, queda muy bien con todo tipo de hortalizas o incluso solo con un poquito de vino blanco y poco más.

Tiempo de preparación: 50 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Moderado. Comensales: 4.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 1 rodaballo
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • 1 limón.
  • 2 tomates maduros
  • Un vasito de vino blanco
  • Un puñado de perejil picado

Elaboración

  1. Limpia el rodaballo o pide que te lo hagan en la pescadería. Hazle unos cortes en el lomo para que se haga bien y salpimienta.
  2. Corta el tomate, el limón y las patatas en rodajas y la cebolla. El pimiento en juliana y los ajos en trocitos.
  3. Pon sobre la bandeja de horno, previamente engrasada con aceite de oliva, las patatas y encima el resto de hortalizas.
  4. Riega con aceite de oliva y salpimienta, ponle la hoja de laurel en trocitos y un puñado de perejil distribuidos por toda la bandeja.
  5. Pon encima el rodaballo y añádele otro chorrito de aceite de oliva.
  6. Riega con un poquito de vino blanco.
  7. Mete en el horno precalentado a 200ºC unos 60 minutos o hasta que veas que está bien cocinado. Es muy importante que lo vayas observando y es que si te pasas con el tiempo, tu rodaballo quedará demasiado seco.
  8. Y para que la piel te quede bien crujiente, gratínalo durante unos minutos.

Si te gustan las recetas más sencillas, elimina gran parte de los ingredientes. El rodaballo también queda muy rico simplemente regado con aceite de oliva, vino blanco, unos ajos enteros con piel o en cuadritos y fritos, y una hoja de laurel.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puedes añadirle otras hierbas aromáticas como el tomillo o el romero. Eso sí, combínalas bien para que el sabor resulte agradable y armonioso.

Si optas por una receta más sencilla con pocas hortalizas, puedes acompañarlo una vez que esté listo de una salsa verde con aceite de oliva, ajo y perejil.

Truco final

Sirve tu rodaballo al horno con una lactonesa, combina muy bien con el pescado al horno. Para la lactonesa perfecta, no olvides que son dos partes de aceite por una de leche. Y recuerda: no dejes el rodaballo en el horno, sírvelo justo recién hecho, para disfrutar de su sabor y jugosidad. Apuesta por las recetas de pescado al horno, salud y sabor en tu mesa.

Recetas de segundos platos
El redactor recomienda