Crepes rellenos de requesón y beicon, ¿plato o postre?
  1. Recetas
Receta de una niña para niños

Crepes rellenos de requesón y beicon, ¿plato o postre?

Este disco circular de unos 16 cm de diámetro se puede elaborar con harina de trigo convencional o de trigo alforfón, especial para celiacos. Dulce sí, pero también salado

Foto: Foto: Alejandra von Franquet.
Foto: Alejandra von Franquet.

Crepé,​ crepe, crepa,​ crep​ o creps, da igual cómo lo digas... Se trata de un disco circular de unos 16 cm de diámetro, una receta de origen francés (crêpe) elaborada generalmente con harina de trigo, dorado a fuego medio y servida como plato (entrante o principal) o postre en función del azúcar añadido a la masa y de su relleno.

La tortita es un crep hecho con levadura, de menor diámetro, unos 10 cm, que se hace a fuego lento y generalmente se sirve como postre, mientras que la tortilla, esencial en la alimentación de diversos países de América, especialmente en América Central y México, se hace con harina de maíz o trigo, se cocina también a fuego lento y se come generalmente rellena con diversos ingredientes salados.

Los crepes pueden ser dulces o salados y se pueden elaborar con harina de trigo convencional o sarraceno o alforfón, opción recomendable para celiacos porque no contiene gluten.

Harina, huevos, mantequilla, leche, sal ¡y cerveza! En esta receta de Alejandra von Franquet Ribera, con un delicioso relleno de queso y beicon.

Ingredientes (para cuatro personas)

placeholder Foto: Alejandra von Franquet.
Foto: Alejandra von Franquet.

De la masa

  • 6 cucharadas soperas de harina
  • ½ litros de leche
  • 2 huevos
  • Un chorrito de cerveza (luego se evapora, así que los niños la pueden tomar perfectamente)
  • Una pizca de sal
  • Una o dos cucharadas de azúcar

Del relleno y gratinado

  • Una loncha de beicon por crepe
  • Una cucharada en cada crepe de requesón, quark o queso batido más o menos es un bote de medio kilo
  • Queso rallado

Preparación

placeholder Foto: Alejandra von Franquet.
Foto: Alejandra von Franquet.
  • Ponemos todos los ingredientes de la masa en un vaso para batir y lo batimos todo. Es muy importante que no quede ningún grumo.
  • Calentamos una sartén con muy poca mantequilla o unas gotas de aceite, echamos más o menos cazo de servir sopa de masa de crepe (esto lo repetiremos por cada uno) y doramos por ambos lados.
  • Cuando los crepes ya estén listos, les pondremos una cucharada de requesón y una loncha de beicon.
  • Se unta una fina capa de mantequilla en una fuente de horno para que no se peguen. Los ponemos todos juntitos en el recipiente y gratinamos los crepes, cubiertos de queso rallado, 10 minutos a 200°C (esto depende del horno, por lo tanto, hay que estar atento).

¿De plato o de postre? ¡Como quieras!

Recetas rápidas
El redactor recomienda