Menú
Las torrijas 'sin culpa' para no pecar en Semana Santa
Versión actualizada

Las torrijas 'sin culpa' para no pecar en Semana Santa

La chef Paloma Colás propone la mejor versión de este postre típico español. La experta te trae unos cuantos trucos para conseguir que sean fáciles, sanas y deliciosas

Foto: Foto: Unsplash/@conunaese.
Foto: Unsplash/@conunaese.

Esta receta, bautizada como las torrijas 'sin culpa', es la versión actualizada de las tradicionales torrijas. La chef Paloma Colás cuenta sus secretos para unas torrijas perfectas: desde cómo empapar el pan para que el centro no quede seco o elegir el que mejor funciona hasta cómo replicar la clásica torrija sin freírla y que quede espectacular.

Esta receta se adapta a todos los gustos y necesidades. Pueden hacerse veganas usando leche vegetal y huevo vegano en polvo. Si se es intolerante al gluten o celiaco, se puede emplear pan sin gluten. Para los diabéticos, se puede sustituir el azúcar por xilitol de abedul o un endulzante.

"Cuando cocino, me gusta adaptar las recetas a lo que necesito y busco, sin miedo a saltarme tradiciones y actualizarlas. Si el resultado es exquisito y el trabajo mucho más sencillo, lo normal es que pruebes la receta y entonces ya no quieras otra", asegura la chef. La video-receta y sus trucos se pueden encontrar en su perfil de Instagram y en su página web.

La chef Paloma Colás es licenciada en Periodismo y diplomada en Cocina y Pastelería por la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu de París. Es fundadora y 'executive chef' del catering de alta cocina a domicilio Chef Privado en Madrid. Compagina su negocio de catering, desde hace más de 15 años, con la formación. Ha sido profesora para profesionales de la cocina para la Comunidad de Madrid y ofrece cursos de cocina online sobre técnicas como el 'batch cooking' en la plataforma de formación HelloCreatividad! Además, es chef influencer en redes sociales, acumulando numerosos seguidores tanto en Instagram (+53.800) como en TikTok (+158.500). Conoce los secretos de las torrijas 'sin culpa' de Paloma Colás:

Pan

Están muy de moda los panes de torrijas, pero son muy delicados y quebradizos (y mucho más caros). La recomendación de la experta es usar baguette, que tiene una miga más compacta y con la que salen unas torrijas de un tamaño perfecto, a comer en dos bocados.

placeholder Foto: Unsplash/@picoftasty.
Foto: Unsplash/@picoftasty.

El truco es meterla en una bolsa de plástico un día y dejar que se quede 'blandurria'. Esto ayudará a que absorba la cantidad de leche adecuada sin romperse al trasladarlas. Puede usarse también pan sin gluten.

Leche

Su elección es la leche de vaca, pero, según señala, se pueden hacer también con leche de cabra y con leches vegetales. "Quedan riquísimas con cualquiera de ellas", asegura. "Me encanta esta receta porque puedes hacer la torrija a tu medida, llevar un clásico a tu terreno y disfrutarlo al máximo", apunta.

Azúcar

"Yo utilizo azúcar común, pero puedes emplear azúcar de caña o panela para obtener un sabor más intenso", puntualiza Colás. Para diabéticos es preferible el xilitol de abedul (en la misma cantidad que el azúcar), que no deja ese sabor extraño que sí encuentro en otros endulzantes aptos para diabéticos.

Limón

Es vital -y no siempre se menciona- que solo se debe utilizar la parte amarilla de la piel de limón. Esto es porque la parte blanca que encontramos justo por debajo de la amarilla aporta un sabor amargo que no interesa para infusionar la leche o el sirope. Lo ideal es usar limones ecológicos para evitar la presencia de pesticidas.

Canela

La canela es la segunda corteza del canelo, que mide de 10 a 15 metros de altura. La de Ceilán (Sri Lanka) es la más apreciada y de mejor calidad. Es la variedad con menos cantidad de cumarina. La cumarina es una sustancia moderadamente tóxica para el hígado y los riñones.

placeholder Foto: Unsplash/@rens23.
Foto: Unsplash/@rens23.

La variedad cassia es de menor calidad (es más gruesa y dura). La canela de Saigón es muy parecida a la cassia, pero se enrolla hacia dentro desde los dos lados y tiene un sabor mucho más intenso y picante.

Huevo

"Procuro utilizar siempre huevos que lleven el número 'cero' al comienzo del código que tienen impreso", explica la chef. Ese cero indica que la gallina que ha puesto ese huevo ha vivido completamente en libertad y ha sido alimentada con pienso ecológico. Puede sustituirse el huevo por huevo vegano.

Miel

Siempre miel ecológica. Así lo asegura Colás. Y añade: "Mi favorita es la de romero". En cualquier caso, la miel empleada le dará el toque final a la torrija, por lo que merece una atención especial.

Ingredientes para las torrijas

  • 1 barra de pan de miga compacta pero ligera
  • 1,5 litros de leche (o bebida vegetal)
  • 400 g de azúcar (o panela, xilitol de abedul, miel…)
  • 2 ramas de canela
  • La piel de 2 limones pequeños
  • 3 huevos

Ingredientes para el sirope

  • 1 rama de canela
  • La piel de 1/2 limón pequeño
  • 40 g de miel
  • 40 g de azúcar
  • 60 ml de agua

Elaboración

  1. Coloca la barra de pan en una bolsa de plástico y espera un día.
  2. Lleva a ebullición la leche con la canela, la piel de limón y el azúcar.
  3. Apaga y espera a que enfríe. Si tienes prisa, puedes poner la leche en un bol con otro recipiente con hielo debajo. Esto hará que la leche se enfríe más rápido. Lleva a ebullición los ingredientes del sirope. Apaga, tapa y deja que enfríe. Cuélalo y reserva.
  4. Corta el pan en rodajas gruesas y colócalas en una fuente sobre la leche. Deja que se vayan hundiendo. De esta manera sabrás cuándo tienes que darles la vuelta y evitarás que queden secas por dentro.
  5. Voltea los panes y deja unos minutos más.
  6. Bate y cuela los huevos.
  7. Escurre cada pan y ve colocándolos sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  8. Pinta las torrijas con el huevo, por la parte superior y los laterales, y hornéalas con el gratinador a máxima potencia. No le quites el ojo, no hagas nada más. El gratinador es muy rápido.
  9. Cuando estén doradas, saca la bandeja de horno. Pasa las torrijas, volteándolas, a otra bandeja forrada con papel. Píntalas con huevo. De nuevo, no hagas nada más que mirar el horno.
  10. Saca las torrijas y pásalas por el sirope. Si no eres muy de dulces, solo píntalas con el sirope. También puedes conservarlas en la leche infusionada que te haya sobrado.

Esta receta, bautizada como las torrijas 'sin culpa', es la versión actualizada de las tradicionales torrijas. La chef Paloma Colás cuenta sus secretos para unas torrijas perfectas: desde cómo empapar el pan para que el centro no quede seco o elegir el que mejor funciona hasta cómo replicar la clásica torrija sin freírla y que quede espectacular.

Recetas rápidas Postres
El redactor recomienda