Menú
Algo huele a podrido en Pekín: ¿puede la acupuntura reducir los dolores de cabeza?
  1. Bienestar
Dolores tensionales

Algo huele a podrido en Pekín: ¿puede la acupuntura reducir los dolores de cabeza?

Todos los años se lanzan decenas de investigaciones que avalan la efectividad de esta medicina milenaria. La última afirma que puede paliar este padecimiento, pero muchos expertos se muestran escépticos con su base científica

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cada año, los investigadores asiáticos lanzan decenas de estudios que avalan la efectividad de la acupuntura en diversas patologías. El último de ellos, publicado este miércoles en la revista ‘Neurology’, afirma que esta técnica milenaria puede reducir los dolores de cabeza crónicos de tipo tensional. Algo que ya se había estudiado anteriormente con resultados similares.

Los dolores de cabeza de tipo tensional, que se consideran crónicos cuando ocurren al menos 15 días al mes, implican una sensación de presión o tensión en ambos lados de la cabeza con una intensidad de leve a moderada. Estos no empeoran con la actividad física y no incluyen náuseas. "Son uno de los tipos más comunes de dolores de cabeza y la gente que los tiene busca alternativas a los medicamentos", señala el autor del estudio Ying Li, investigador de la Universidad de Medicina Tradicional China de Chengdú, en la provincia de Sichuan.

Los 218 participantes del estudio, que sufrían estos dolores una media de 22 días al mes desde hace unos 11 años, fueron distribuidos al azar para recibir acupuntura ‘verdadera’ o acupuntura superficial. Los verdaderos tratamientos de acupuntura implicaban lograr una sensación de 'deqi', lo que implica colocar y mover una aguja en el cuerpo para obtener una sensación de hormigueo, entumecimiento o pesadez. Los tratamientos superficiales tenían una menor profundidad en el cuerpo para evitar conseguir la sensación 'deqi'. Ambos grupos recibieron dos o tres sesiones por semana, para un total de 20 sesiones, durante dos meses y fueron seguidos durante seis meses adicionales.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El principal resultado medido en el estudio fue una reducción de al menos un 50% en el número de días con dolores de cabeza. En concreto, el 68% de las personas que recibieron acupuntura verdadera mostraron esta reducción de jornadas de sufrimiento. Todos los participantes hacían visitas a la clínica cada cuatro semanas. También usaron diarios de dolor de cabeza para registrar sus síntomas y el uso de medicamentos agudos.

Los investigadores descubrieron que la cantidad de días de dolor de cabeza mensual disminuyó gradualmente después del tratamiento, tanto en aquellos que recibieron tratamientos de acupuntura verdaderos como en los de acupuntura superficial. Para aquellos que recibieron acupuntura verdadera, los días de dolor de cabeza se redujeron de 20 días al mes al comienzo del estudio a siete días al mes al final del mismo. Pero también para aquellos que recibieron acupuntura superficial, los días de dolor de cabeza se redujeron de 23 días al mes al comienzo del estudio a 12 días al mes al final.

Foto: Foto: iStock. Opinión

“Nuestro estudio encontró que la acupuntura reduce la cantidad promedio de días de dolor de cabeza por mes para aquellos que luchan con estos ataques de dolor de cabeza dolorosos y disruptivos”, resume el investigador chino

Los únicos efectos secundarios del tratamiento fueron leves y no requirieron tratamiento.

Algo chirría

J. M. Mulet, catedrático de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, se muestra escéptico ante este estudio: “Tal es el absurdo que habla de una acupuntura verdadera con efecto 'deqi' y otra acupuntura que no es verdadera porque no aplica 'deqi'. Eso es como que te digan ‘mira, este amuleto está ritualizado y el otro amuleto no está ritualizado’. Todo esto parte de un concepto que no tiene base científica, que es el 'deqi', una idea de la energía que nadie ha visto, ni nadie ha medido”.

En concreto, el catedrático se refiere a la creencia de la medicina china tradicional –en la que se basa el nuevo estudio– de la existencia de un flujo de energía o fuerza vital, conocida como 'chi' o 'qi', que se cree que fluye a través de canales (meridianos) en el cuerpo. Según esta pseudoterapia, al insertar agujas en puntos específicos en estos meridianos, el flujo de energía se reequilibra y mejora la salud.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Además, el divulgador científico plantea que el grupo de control que han establecido es erróneo. “En las condiciones que lo han hecho, realmente falta un grupo de control. Ellos dicen que utilizan agujas normales y agujas 'deqi', pero esto no supone un grupo de control. Lo correcto sería que con agujas 'deqi' no pinchasen en los sitios de acupuntura que se supone que funcionan”, explica Mulet a El Confidencial.

La dudosa base científica de la acupuntura

Partiendo de que es necesario pensar dogmáticamente que existe una energía vital que fluye por el cuerpo y que puede ser regulada por la acupuntura, otros estudios han demostrado de manera más veraz su eficacia, pero tienen truco para el divulgador.

Estas investigaciones determinaron que el efecto de las agujas era superior al efecto de engañar al paciente al decirle que le estaban pinchando. Sin embargo, cuando se le pinchaba de verdad, el efecto era el mismo si las agujas las ponía un acupuntor que cualquier paisano al azar. Por ello, la explicación que da el divulgador es el puro despiste el sistema nervioso: “Cuando te empiezan a meter agujas en diferentes partes del cuerpo, el sistema nervioso se despista y no sabe dónde era el dolor principal, por lo que hay un cierto alivio de determinados dolores”. En resumidas cuentas, es como si tienes un dolor en la rodilla, pero te dan un tortazo en la cara y se te olvida la primera molestia.

Cada año, los investigadores asiáticos lanzan decenas de estudios que avalan la efectividad de la acupuntura en diversas patologías. El último de ellos, publicado este miércoles en la revista ‘Neurology’, afirma que esta técnica milenaria puede reducir los dolores de cabeza crónicos de tipo tensional. Algo que ya se había estudiado anteriormente con resultados similares.

Salud
El redactor recomienda