Dos yogures al día. Es la dosis marcada por los nutricionistas para completar una dieta equilibrada y saludable con el aporte necesario de lácteos, una recomendación que dista de las creencias que dibujan el yogur como un alimento calórico y de la tendencia a evitar su consumo como si se padeciera alguna intolerancia, aunque no esté diagnosticada ni tenga fundamento médico alguno.

Tras más de una década de declive en el consumo de productos lácteos, el sector comienza a remontar, pero tiene un gran desafío por delante: desmitificar los bulos que han corrido sobre el yogur en los últimos años y divulgar cuáles son sus beneficios. Por eso, la Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY) ha puesto en marcha la campaña 'El yogur alimenta tu salud' en una mesa redonda que aunó las visiones que genera este producto desde la medicina, la nutrición, la industria láctea, la política alimentaria y la gastronomía, con un vistoso 'catering' elaborado con el yogur como base por el chef Paco Roncero —dos estrellas Michelin—, conocido también por su apuesta por la vida sana.

Antoni Bandrés, presidente de AEFY y director de Gestión de Leche de Danone Iberia. (Jorge Álvaro)
Antoni Bandrés, presidente de AEFY y director de Gestión de Leche de Danone Iberia. (Jorge Álvaro)

Antoni Bandrés, presidente de AEFY y director de Gestión de Leche de Danone Iberia, reconoció el daño generado por "informaciones no exactas ni rigurosas" que han llevado a esta organización que acumula 30 años de vida a impulsar un rol de portavoz de las bondades de los derivados lácteos a través de su nueva web y sus perfiles en Twitter e Instagram. "Tenemos la ciencia de nuestra parte y hemos de trabajar para recuperar que el yogur sea esencial para el consumidor".

El yogur crece un 2%

No hay duda, como coincidieron todos los ponentes en la mesa redonda, de que los hábitos de consumo han cambiado. Pero tras la revolución sufrida por el sector lácteo, el yogur comienza a remontar. “La buena noticia —añadió el presidente de la AEFY— es que con respecto al año pasado el consumo está aumentando en alrededor de un 2%”, lo cual pinta un escenario optimista en el modelo de consumo del yogur, que ha llegado a crecer fuera del hogar gracias a los nuevos formatos. "La industria del yogur ha ido evolucionando en los lineales para adaptarse al estilo de vida de la sociedad", comentó José Miguel Herrero, director general de la Industria Alimentaria, al señalar el potencial que podría tener en diferentes campos, como el de la nutricosmética.

La industria del yogur ha evoluciodo para adaptarse al estilo de vida de la sociedad

Según los datos más recientes sobre el consumo en el hogar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Pesca (recogidos entre septiembre de 2017 y agosto de 2018), el de yogur creció hasta los 445,2 millones de kilos, lo que representa un 2,4% más que en el periodo anterior. Además, los españoles gastaron 811 millones de euros para comprar 9,78 kilos de yogures por persona y año.

Exhibición de cocina en directo de recetas fáciles y apetitosas con yogur. (Jorge Álvaro)
Exhibición de cocina en directo de recetas fáciles y apetitosas con yogur. (Jorge Álvaro)

Antídoto contra la obesidad

El endocrinólogo y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), Francisco Tinahones, documentó (basado en estudios epidemiológicos) que el yogur puede proteger a los consumidores —a veces en mayor medida que la fruta, los cereales y los vegetales— de la obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico, "que son los mayores problemas sanitarios que tienen los países desarrollados y en desarrollo". Tinahones hizo alusión también a los efectos favorables que los fermentos lácteos pueden tener sobre ese elemento de moda hoy en día que es la microbiota, la cual "tiene mucho que decir en nuestra salud".

Nuria Guillén, dietista y nutricionista en el Hospital Sant Joan de Reus, el reconocido chef Paco Roncero y Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo). (Jorge Álvaro)
Nuria Guillén, dietista y nutricionista en el Hospital Sant Joan de Reus, el reconocido chef Paco Roncero y Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo). (Jorge Álvaro)

¿Y en qué medida engorda el yogur? Nuria Guillén, dietista y nutricionista en el Hospital Sant Joan de Reus y profesora asociada de la Universidad Rovira i Virgili, aclaró que habría que distinguir muy bien los azúcares propios de la lactosa de los que podemos añadir: "El yogur de por sí no es un alimento con azúcar. En el caso de los azucarados, hay estudios que reflejan que contienen menos azúcar que la que le añade el consumidor".

Los fermentos lácteos Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus ayudan a digerir la lactosa, según Nuria Guillén

El yogur, además, tiene una alta densidad nutricional porque aporta pocas calorías y al tiempo una gran cantidad de nutrientes: calcio, proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y liposolubles A y D, así como dos fermentos lácteos (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus) "que ayudan a digerir la lactosa del yogur". "He llegado a recomendar yogur hasta a intolerantes a la lactosa", aseguró Guillén.

Tanto Guillén como Tinahones aseguran que está probado que comer yogur es un hábito saludable que alienta a comer más fruta, verdura y cereales integrales, así como a llevar un estilo de vida sano. Por lo tanto, se trata de un alimento ubicado siempre en la base de las pirámides alimenticias que habría que incorporar en la medida de lo posible en la dieta: una ración de lácteos equivale a dos yogures.

El chef Paco Roncero prepara un taco con verduras y guacamole de yogur. (Jorge Álvaro)
El chef Paco Roncero prepara un taco con verduras y guacamole de yogur. (Jorge Álvaro)

Huerto dulce de yogur con frutas exóticas y vegetales confitados. (Jorge Álvaro)
Huerto dulce de yogur con frutas exóticas y vegetales confitados. (Jorge Álvaro)

Porque en una vida ajetreada en la que nuestros menús se reducen muchas veces a un plato único sin postre, el yogur debe avanzar como una buena alternativa para comer entre horas. Y el chef Paco Roncero hizo toda una demostración de que el yogur ha superado ya la barrera de los postres y conquista las cumbres de lo salado.

Los productores de yogur agrupados en la AEFY, una organización de 13 empresas que copa el 95% del mercado, pudieron degustar un exótico huerto de yogur con vegetales y frutas tropicales, conos de piña con yogur griego y pistachos, tacos con verduras y guacamole de yogur, salsa brava de yogur, yogur griego con arcoíris de frutas y hasta risotto de yogur griego.