Estos son los antihipertensivos que protegen de la demencia, según un nuevo estudio
  1. Bienestar
Cruzan la barrera hematoencefálica

Estos son los antihipertensivos que protegen de la demencia, según un nuevo estudio

El tratamiento de la presión arterial alta con medicamentos redujo los casos de deterioro cognitivo leve en un 19% en un gran ensayo. Hablamos con los autores

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La cifra no es nada despreciable. Casi el 43% de la población adulta es hipertensa y el 37,4% de los afectados está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es de la Fundación Española del Corazón (FEC). Debido a su carácter asintomático, la monitorización de la presión arterial es clave a la hora de controlar, detectar y prevenir posibles riesgos para la salud.

"Los investigadores recopilaron datos de 14 estudios de casi 12.900 adultos de 50 años o más"

La hipertensión puede controlarse en gran medida con un simple cambio en los hábitos de vida. Adoptar una dieta saludable -baja en sal y grasas-, realizar con frecuencia actividad física, evitar el consumo excesivo de alcohol o tabaco y reducir nuestros niveles de estrés pueden tener efectos muy positivos en nuestro tratamiento. Pese a ello, son muchos los pacientes que necesitan medicación para controlar los niveles.

Foto: El presidente Adolfo Suárez, durante una acto oficial en Madrid. (EFE)

La hipertensión es un factor de riesgo bien establecido para sufrir deterioro cognitivo y demencia, como documenta un trabajo publicado en 'Archives of Cardiovascular Diseases', posiblemente a través de sus efectos sobre la enfermedad cerebrovascular y el alzhéimer. Tanto la presión arterial elevada como el riesgo vascular se han relacionado con déficits en varios dominios de la cognición. Específicamente, trabajos anteriores han encontrado que las personas con hipertensión exhiben déficits en episodios de memoria, memoria de trabajo, función ejecutiva, atención y velocidad psicomotora.

Los buenos efectos

La buena noticia es que la ciencia ha encontrado que existen posibles efectos beneficiosos del uso de antihipertensivos sobre la cognición y la enfermedad cerebrovascular, así como en la neuropatología del alzhéimer, en comparación con las personas que nunca han tomado ninguna medicación.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En 2018 se publicaban en 'Blood Pressure' los primeros datos del ensayo SPRINT MIND ('Ensayo de intervención de la presión arterial sistólica: disminución de la memoria y la cognición'). En él se constataba que las personas que han sido tratadas con estos medicamentos tienen menos posibilidades de padecer demencia total, con un riesgo del 8% de reducción por cada año de uso en individuos de 75 años.

Ahora, en la nueva investigación publicada hoy en la revista 'Hypertension' de la Academia Americana del Corazón, los adultos mayores que tomaban medicamentos para bajar la presión arterial que se sabe que atraviesan la barrera hematoencefálica tuvieron mejor memoria con el tiempo en comparación con los que tomaban otros tipos de medicamentos para tratar la presión arterial alta. En esta nueva fase del SPRINT MIND, la terapia con antihipertensivos redujo los casos de deterioro cognitivo leve en un 19%.

Los tipos de fármacos

Los inhibidores de la ECA, los bloqueadores de los receptores de angiotensina II (ARA), los bloqueantes de los canales de calcio y los diuréticos son diferentes clases de medicamentos para bajar la presión arterial. Cada clase actúa de una manera diferente para reducir la presión arterial y algunas cruzan la barrera hematoencefálica, lo que afecta la función cognitiva.

"La investigación ha sido mixta sobre qué medicamentos tienen el mayor beneficio para la cognición", dijo el autor del estudio Daniel A. Nation, Ph.D., profesor asociado de ciencia psicológica en el Instituto de Discapacidades de la Memoria y Trastornos Neurológicos de la Universidad de California.(en Irvine, EEUU). Los estudios de bloqueadores de los receptores de angiotensina II e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) han sugerido que estos medicamentos pueden conferir el mayor beneficio a la cognición a largo plazo, mientras que otros estudios han demostrado los beneficios de los bloqueadores de los canales de calcio y los diuréticos para reducir el riesgo de demencia".

Este es el primer metanálisis que compara el impacto potencial a lo largo del tiempo de los medicamentos para bajar la presión arterial que lo hacen frente a los que no cruzan la barrera hematoencefálica. Se evaluaron los efectos de los medicamentos en varios dominios cognitivos, incluida la atención, el lenguaje, la memoria verbal, el aprendizaje y el recuerdo.

"La hipertensión ocurre décadas antes de la aparición de los síntomas de la demencia, lo que afecta el flujo sanguíneo no solo en el cuerpo, sino también en el cerebro", señaló Nation. Y añadió: "Es probable que el tratamiento de la hipertensión tenga efectos beneficiosos a largo plazo sobre la salud del cerebro y la función cognitiva en el futuro".

Más memoria

Los investigadores recopilaron información de 14 estudios de casi 12.900 adultos de 50 años o más. Estos incluyeron estudios realizados en los Estados Unidos, Australia, Canadá, Alemania, Irlanda y Japón. El metaanálisis encontró que los adultos mayores que toman medicamentos para bajar la presión arterial que atraviesan la barrera hematoencefálica tuvieron una mejor capacidad de memoria hasta durante 3 años de seguimiento en comparación con los que tomaban medicamentos que no atraviesan la barrera hematoencefálica a pesar de que tenían un nivel más alto de riesgo vascular.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los adultos que siguieron con fármacos para la hipertensión que no atravesaban la barrera hematoencefálica tuvieron mejor atención hasta por 3 años de seguimiento.

“Estos hallazgos representan la evidencia más poderosa hasta la fecha que vincula los inhibidores de la ECA que penetran en el cerebro y los bloqueadores de los receptores de angiotensina con una mejor memoria. Sugiere que las personas que están siendo tratadas por hipertensión pueden estar protegidas del deterioro cognitivo si toman medicamentos que la atraviesan”, indicó el coautor del estudio Jean K. Ho, becario posdoctoral en la Universidad de California.

La presión arterial se considera elevada a 120/80 mm Hg y más. Las pautas actuales de la Asociación Estadounidense del Corazón / Colegio Estadounidense de Cardiología para el tratamiento de la presión arterial alta sugieren cambios en la dieta y los niveles de actividad para reducir la presión arterial y agregar medicamentos para bajar esta en las personas con niveles de 130/80 mm Hg o más, según su riesgo. Si la presión alcanza 140/90 mm Hg, se recomienda un medicamento para bajarla.

No obstante, en declaraciones a El Confidencial, Daniel Nation subraya: "Nuestro estudio no pudo abordar el mecanismo de acción, pero la hipótesis es que estos fármacos tienen efectos beneficiosos sobre la memoria al actuar sobre el receptor AT1 de angiotensina cerebral y la enzima convertidora de angiotensina cerebral. Estos fármacos específicos actúan sobre el sistema de angiotensina cerebral, que se ha implicado en la función de la memoria. Otros antihipertensivos tienen mecanismos de acción muy diferentes que no influyen directamente en esta vía, incluso si llegan al cerebro".

Insiste, además, "que los estudios futuros examinarán si los ARA penetrantes en el cerebro frente a los inhibidores de la ECA están relacionados con un mayor beneficio para la cognición. También estamos interesados en comprender las diferencias sexuales y el papel de los factores de riesgo vascular en la modificación de los efectos que observamos".

Las limitaciones de este análisis son que los autores no pudieron explicar las diferencias en el origen racial/étnico según los estudios disponibles, y hay una mayor proporción de hombres frente a mujeres en el grupo que tomó medicamentos que cruzan la mencionada barrera.

El redactor recomienda