A la hora de elegir el pescado más fresco, es importante tener en cuenta una serie de pautas para que las piezas que te vayas a llevar a casa sean las de mejor calidad. En el supermercado de El Corte Inglés todo el pescado es fresco, de la lonja a la tienda en menos de 24 horas. ¿Por qué se nota? Comprobando que cumplen todos los requisitos, que son los siguientes:

Lo primero en lo que hemos de fijarnos es en los ojos. Deben tener unas pupilas negras y brillantes, que son signo de buena calidad. Todo el ojo ha de ser redondo, saliente y con transparencia más allá de la pupila. Las branquias también nos permiten escoger desde una cierta distancia: un color brillante es muestra de frescura.

A continuación, hemos de mirar la piel y la carne. Lo ideal es que la primera esté cubierta con un mucus (la viscosidad fijada al cuerpo) transparente. En cuanto a la segunda, que ha de estar enganchada a las espinas, las claves son la finura y la elasticidad.

El ojo ha de ser redondo, saliente y con transparencia más allá de la pupila. El color brillante de las escamas indica que el pescado es fresco

Cuando abramos el pescado, debe haber una línea de sangre en la espina dorsal. Y ya que está abierto, las vísceras también nos darán información sobre su estado: al verlas, han de estar completas y separadas entre sí.

¿Azul o blanco? Cómo elegir entre ellos

Otra elección que deberemos hacer es entre pescado blanco o azul. Con diferentes propiedades nutritivas, saber distinguirlos será clave a la hora de preparar una dieta.

Los azules destacan por su cantidad de grasas insaturadas y omega-3, un ácido graso que ayuda a las personas con problemas de colesterol y a fortalecer el sistema cardíaco. Pescados tan clásicos como el atún, el salmón y las sardinas están dentro de la categoría de pescados azules. Junto a ellos, los arenques, la caballa, la anguila y el pez espada.

Por otra parte están los pescados blancos, considerados esenciales en una dieta equilibrada. Entre sus nutrientes destacan las proteínas y las sales minerales. Además, tiene pocas calorías, y las que tiene son saludables. Por ello, en nuestra dieta no deben faltar el gallo, el rape o el bacalao, ni tampoco la lubina, el rodaballo o el fogonero.

Lubina, rodaballo y fogonero: cómo cocinarlos

Fáciles de cocinar y muy versátiles, alguno de ellos cuentan con el plus de que proceden de las costas españolas, con lo que su frescura está más que garantizada, como la lubina. Si tiene la etiqueta Crianza de nuestros mares entonces tienes garantías de que su origen es nacional.

Una vez que nos la llevamos a casa, la lubina se puede cocinar de múltiples formas. Si no contamos con mucho tiempo, se puede hacer al vapor en el microondas. Otra opción es tirar de sartenes y hacer un plato con almejas y espárragos trigueros o ir a la cocina clásica con el papillote o el escabeche.

No se queda atrás el rodaballo. Presente en el Cantábrico, Atlántico y Mediterráneo, reina así en todas las costas españolas. Puede llegar a alcanzar hasta 12 kilos de peso y 100 centímetros de largo. Gracias a sus dimensiones, permite preparar platos con los que comen varias personas. Además, es un pescado con una textura única, un gran sabor, alto valor proteico y elevada presencia de vitaminas.

También permite múltiples opciones de cocinado, entre las que destacan el horno y el vapor, pues mantienen las cualidades del pescado y su sabor. Otra opción es hacerlo al papillote, como la lubina.

Por último, un pescado que está ganando espacio en los hogares españoles es el fogonero. Procedente de Noruega, es muy similar al bacalao, con el que se suele confundir; la diferencia está en una línea que recorre el lomo. El fogonero, conocido también con carbonero, tiene en la cocina la misma versatilidad que los pescados anteriores. Se pueden cocinar sus lomos como un plato principal, pero también se pueden servir como parte de una ensalada, en forma de brochetas o haciendo hamburguesas con su carne.

Son solo alguna de las sugerencias para tu cocina, pero seguro que si hablas con tu pescadero de El Corte Inglés puedes ampliar las posibilidades de recetas de estos saludables alimentos o visitar APTC, para consultar (y sin salir de casa), ideas, consejos y diferentes opciones de platos.

El Confidencial te presenta La Frescocina, una sección en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés en la que podrás aprender a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. Así como recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor.