Menú
Tipos de gestación subrogada: los diferentes tratamientos tras los vientres de alquiler
Tres Escenarios posibles

Tipos de gestación subrogada: los diferentes tratamientos tras los vientres de alquiler

A la hora de entender qué es la gestación subrogada, hay que enumerar los diferentes métodos de actuación y qué es lo que conlleva cada uno

Foto: Gestación subrogada: tipos de tratamiento
Gestación subrogada: tipos de tratamiento

Cuando hablamos de gestación subrogada también escuchamos el término vientres de alquiler o gestación por sustitución. Se trata de un proceso en el que una mujer completa un embarazo, da a luz a un niño o a una niña para que otra persona o pareja sean sus progenitores. La persona gestante renuncia a todos los derechos legales sobre el recién nacido.

En nuestro país, la gestación subrogada no está permitida. El artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida lo deja muy claro: “Será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”. En España, la única vía legal para tener a un hijo de otra persona es la adopción.

Foto: Ana Obregón, en una imagen de archivo. (CP)

Sin embargo, en otros países, como Ucrania, Rusia, Estados Unidos y Reino Unido, sí es posible acceder a la gestación subrogada en sus distintas variantes en función de la relación genética.

Gestación con o sin relación genética

Se le llama gestación subrogada tradicional o parcial cuando la gestante tiene un vínculo genético con el feto al proporcionar el óvulo que será inseminado. Este tipo de gestación ya no es tan empleada como la gestación subrogada plena.

En la gestación subrogada gestacional o plena, la gestante no tiene relación genética con el embrión, sino que solo aporta la capacidad gestacional de su útero. En este caso existen tres escenarios posibles:

  • Emplear gametos de ambos padres.
  • Los dos gametos son de donantes.
  • Un progenitor proporciona uno de los gametos y el otro procede de un donante.

Es posible realizar una gestación subrogada entre familiares

En ambos casos, la gestante renuncia a los derechos sobre el recién nacido. Además, también se dan casos de gestaciones subrogadas intrafamiliares, que es cuando la mujer gestante pertenece a la familia. Esto ocurre, por ejemplo, entre hermanas, primas o madre e hija. Si la mujer gestante no tiene ningún tipo de relación familiar con los futuros padres, entonces se la llama también gestación subrogada extrafamiliar.

Por último, la gestación subrogada, en cuanto a lo económico se refiere, se puede clasificar de altruista, en la que no hay motivación económica y solo se cubren los gastos del embarazo. Y la gestación subrogada comercial, que se da cuando la gestante recibe una retribución económica, más allá de los gastos del embarazo y del parto. Este último tipo es la más común en Estados Unidos.

Cuando hablamos de gestación subrogada también escuchamos el término vientres de alquiler o gestación por sustitución. Se trata de un proceso en el que una mujer completa un embarazo, da a luz a un niño o a una niña para que otra persona o pareja sean sus progenitores. La persona gestante renuncia a todos los derechos legales sobre el recién nacido.

Salud
El redactor recomienda