Si te sangran las encías es porque te falta esta vitamina
  1. Bienestar
Salud bucodental

Si te sangran las encías es porque te falta esta vitamina

Los datos de una revisión de 15 estudios constatan que la falta de la C causa este trastorno, como otros problemas. Philippe Hujoel, autor principal del trabajo, nos aclara la trascendencia del estudio

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ninguna pista mejor para cotejar cómo es nuestra salud bucodental que la que proporciona el estudio ‘La salud bucodental en España 2020’, presentado por el Consejo General de Dentistas, según el cual alrededor del 85% de la población adulta española padece algún tipo de problema periodontal. Gingivitis y periodontitis son las dos patologías, junto con las caries, que más sufren los compatriotas. Dos males que no tienen un único origen, pero que se acrecientan por los hábitos de vida, donde el tabaquismo, la ingesta de alcohol y el estrés se llevan el palmarés en despertarlos. Estos problemas siempre comienzan con un sangrado de encías al cepillarse los dientes, pero si no se detienen a tiempo, pueden terminar provocando males mayores. Por eso, como veremos a continuación, resultan primordiales una buena higiene bucodental y las revisiones periódicas al dentista.

"Informe del Consejo General de Dentistas 2020: alrededor del 85% de la población adulta española padece algún tipo de problema periodontal"


El Consejo actual de la Asociación Dental de EE. UU. asevera: "Si te sangran las encías, asegúrate de cepillarte los dientes y usar hilo dental dos veces al día porque podría ser un signo de gingivitis, una etapa temprana de la enfermedad periodontal". Y ahora llegan nuevas pistas sobre un nuevo estudio de la Universidad de Washington que sugiere que también debes controlar la ingesta de vitamina C.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Cuando ves que sangran las encías, lo primero en lo que piensas es: 'No me cepillo más'. Debes tratar de averiguar por qué pasa. Y la deficiencia del nutriente enumerado anteriormente es una posible razón", dice el autor principal del estudio, Philippe Hujoel, dentista en ejercicio y profesor de Ciencias de la Salud Bucal en la Facultad de Odontología de la Universidad de Washington (EE. UU.), en su nota de prensa que anuncia este trabajo.

Alimente ha contactado con él y nos aclara: "La implicación más importante del sangrado de las encías es hacer preguntas sobre por qué pasa. ¿Es por un alto consumo de azúcar? ¿Es por estar en un régimen de aspirina de dosis baja? ¿Es por tener poca vitamina C? Si las encías muestran una tendencia a sangrar y su ingesta de vitamina C es baja (<80-100 mg por día), entonces deberías pensar en aumentar su ingesta a aproximadamente 100-200 mg / día, añadiendo en la dieta alimentos ricos en este nutriente. Cepillarse los dientes y usar hilo dental no es la respuesta para corregir una ingesta baja de vitamina C".

Y puede que no sea la única deficiencia a la que debamos prestar atención. Hablamos de otra vitamina, la D. Un estudio, publicado por 'Journal of Canadian Dental Association', constaba que su carencia también está relacionada con problemas de la salud bucodental.

Una revisión de 15 estudios

El trabajo de Hujoel, publicado 'Nutrition Reviews', analizó estudios publicados de 15 ensayos clínicos en seis países, con 1.140 participantes predominantemente sanos y datos de 8.210 residentes de EE. UU., todos integrantes de la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Los resultados mostraron que el sangrado de las encías o la tendencia al sangrado gingival, y también el sangrado en el ojo o la hemorragia retiniana, se asociaron con niveles bajos de vitamina C en el torrente sanguíneo. Y los investigadores encontraron que aumentar la ingesta diaria de esta vitamina en aquellas personas con niveles plasmáticos bajos ayudó a revertir estos problemas de hemorragia.

De potencial relevancia, dice Hujoel, es que "tanto la tendencia al sangrado de las encías como el sangrado de la retina podrían ser un signo de un problema general en el sistema microvascular, que afecta tanto al cerebro como al corazón o los riñones".

No obstante, es importante recordar que "el estudio no implica que la vitamina C prevenga accidentes cerebrovasculares u otros problemas graves de salud", enfatiza Hujoel.

Escorbuto

E insiste: "Sin embargo, los resultados indican que las recomendaciones de la vitamina diseñadas principalmente para proteger contra el escorbuto, una enfermedad mortal causada por niveles extremadamente bajos de la misma, son demasiado bajas y que una ingesta tan limitada puede provocar una tendencia a sangrar, que no debe tratarse con hilo dental".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En consecuencia, Hujoel recomienda que las personas intenten vigilar su ingesta de vitamina C mediante la incorporación de alimentos no procesados ​​como col rizada, pimiento, naranjas o kiwis en su dieta, y si no se pueden encontrar alimentos sabrosos ricos en vitamina C, hay que considerar una suplemento de aproximadamente 100 a 200 miligramos al día.

Y, sobre todo, como dice el investigador a este diario, "las personas que fuman o beben cantidades sustanciales de alcohol tienen un mayor requerimiento de vitamina C. Algunos especialistas recomiendan, por tanto, duplicar la ingesta, aproximadamente debería de ser de 200 a 400 mg / día".

Salud Nutrientes
El redactor recomienda