La carne de pollo es una de las que menor cantidad de purinas tiene (compuesto químico responsable de la hiperuricemia -demasiado ácido úrico- y por tanto de la gota). Además es una fuente de vitamina B5, cuya deficiencia puede provocar fatiga, alergias, náuseas y dolor abdominal.

Su valor energético aumenta si lo cocinamos. En el caso del pollo asado, pasa de 167 kcal a 177 kcal.

Se pueden consumir casi en su totalidad: alas, pechuga, muslos, patas, corazón, cresta...

Valores nutricionales (100 g)

Proteínas: 20,85 g

Fibra dietética: 0 g

Carbohidratos: 0 g

Grasas: 9,25 g

Calorías: 167 kcal

Tipos de pollo

Hay diferentes formas de clasificarlos, ya sea por los procedimientos usados para hacerlos crecer, como castrarlos y alimentarlos con tipos especiales de grano (es el caso de los capones y las pulardas y los pollos tomateros), o por su forma de crianza, ya sea en suelo, en jaula, con pienso orgánico o bien en total libertad, llamados ecológicos.

Pechugas de pollo. (iStock)
Pechugas de pollo. (iStock)

Historia y curiosidades

  • Su domesticación se produjo hace 7.400 años en el sur de China y se introdujo en Europa, a través de la Península Ibérica, hace 4.000 años.
  • Con 25 millones de ejemplares, es el ave más común del planeta.
  • Son completamente omnívoros y su dieta comprende desde semillas e insectos hasta pequeños roedores y lagartos.
  • Es la carne más consumida del mundo. Por esto y por su reducido precio se considera un alimento básico.
  • Aunque es difícil y requiere mucha práctica, es posible deshuesar rápidamente un pollo entero conservando la piel y la carne intactas. He aquí un vídeo para aquellos que deseen intentarlo.