Menú
Comer en 20 minutos y saludable sí es posible si sigues estos trucos
  1. Nutrición
en sintonía con una 'nutrición antiaging'

Comer en 20 minutos y saludable sí es posible si sigues estos trucos

Un almuerzo rápido, equilibrado, que aporte los nutrientes que necesita nuestro organismo, sano y que permita tomarlo rápidamente no es algo irreal ni difícil. Basta con saber cómo elegir. Aquí tienes siete buenas ideas

Foto: Fotos: iStock.
Fotos: iStock.

Estamos seguros de que, en multitud de ocasiones, atender tus obligaciones laborales y familiares a menudo comprometen llevar una alimentación saludable.

Si quieres comer sano, pero no tienes tiempo para cocinar ningún plato elaborado, en este artículo vas a encontrar siete ideas con las que, o bien bajando de la oficina al supermercado, o bien preparando un táper rápido en casa el día de anterior, podrás llevar una alimentación que esté en sintonía con una 'nutrición antiaging' que beneficiará a tu organismo a corto, medio y largo plazo.

Si bajas a comprar al supermercado

Una de las premisas que habitualmente compartimos en nuestras consultas de nutrición en Neolife es que una comida de fácil elaboración no tiene por qué ser insana si sus ingredientes son de calidad; y viceversa, una comida elaborada no necesariamente va a ser saludable.

A la hora de hacer una compra rápida, es primordial que el plato elegido no tenga más de tres ingredientes

A la hora de realizar una compra rápida, es primordial que la lista de los ingredientes que componen el plato elegido no exceda los dos o tres ingredientes; que alguno de los alimentos que compres sea una fuente de proteína de calidad (tiras de carne magra en brick, huevos ya cocidos, pescado en conserva al natural o en aceite de oliva virgen extra...) y que al menos incluyas una fuente de verdura u hortalizas, ya sea en forma de crema de verduras, gazpacho o bolsa de brotes verdes ya cortadas y lavadas.

Por ello, si bajas al hipermercado más cercano a la oficina, coge un gazpacho de primero, un carpaccio de ternera con queso parmesano de segundo y de postre una mandarina, puede ser una buena opción.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

También podrías comprar una ensalada de salmón y mango, unas tostas de pan wasa, untadas con tofu crema o guacamole y con unas tiras de pollo envasadas al natural por encima. Y de postre, un puñado de arándanos.

Si el supermercado que tienes justo debajo es uno 'prémium', puedes coger unas piezas de sushi y un salmorejo, con mango crujiente de postre.

Otra opción: una ensalada de rúcula y cherrys de primero, y de segundo, un tartar de atún con pipas de calabaza y unas bolas de mini-mozzarella. De postre, un plátano.

Ten en cuenta que todos estos platos son de llegar, abrir y comer.

Prepárate un táper por la noche

En nuestra consulta de nutrición de Neolife tratamos de brindar a nuestros pacientes las herramientas para que, invirtiendo 5 minutos la noche anterior, preparen un tápoer y no pierdan tiempo a la hora de la comida.

El táper modelo: una fuente proteica de calidad, una guarnición con hidrato de carbono complejo y una buena base de verduras

Siguiendo una estructura en la que nos aseguremos una fuente proteica de calidad (una lata de conserva al natural o en aceite de oliva virgen: sardinillas, atún, melva, caballa, tiras de pollo, huevo cocido...), una guarnición con hidrato de carbono complejo (un cazo de 'un minuto al microondas y listo' de arroz o quinoa, patata cocida) y una buena base de verduras (escalibada en conserva o brotes verdes de bolsa ya lavados), tendremos una comida de calidad y bien proporcionada.

Por ejemplo: ensalada con base de brotes verdes, tomates cherry, arándanos, aguacate, queso cottage, semillas de calabaza y una vinagreta de aceite de oliva virgen extra y vinagre.

Otra alternativa podría ser un cazo de quinoa ya cocida, con tiras de pollo envasadas al natural, pimientos de piquillo en conserva y una base de canónigos de bolsa y aceite de oliva virgen extra.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las legumbres de bote también son una muy buena elección para estructurar un táper de calidad. Por ejemplo: garbanzos de bote, aceitunas, tomate, pepino, hojas de rúcula y aceite de oliva virgen extra.

De esta forma, estarás llevando una alimentación en la que se asegure la fuente de proteína, sustrato de nuestro tejido muscular. Estarás potenciando la rama antiinflamatoria, asegurando un buen funcionamiento del sistema inmune, y consolidando, por tanto, las bases de la 'nutrición y la medicina antiaging'.

Si además quieres llevarla a otro nivel y potenciar tu flexibilidad metabólica, buscar un estado óptimo de composición corporal o periodizar ayunos y periodos de dieta keto, tendrás que dejarte aconsejar por los profesionales.

Francisco Martínez es graduado en Nutrición Humana y Dietética y en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Está especializado en nutrición antiaging y forma parte de la Unidad de Nutrición de las clínicas Neolife en España. 

Desde siempre, trabaja en equipos multidisciplinares con médicos, y es experto también en nutrición oncológica, patología digestiva y en nutrición de alto rendimiento deportivo.

Estamos seguros de que, en multitud de ocasiones, atender tus obligaciones laborales y familiares a menudo comprometen llevar una alimentación saludable.

El redactor recomienda