Menú
El covid, incluso el leve, provoca cambios cerebrales significativos, según un nuevo estudio
  1. Bienestar
Publicado en 'Nature'

El covid, incluso el leve, provoca cambios cerebrales significativos, según un nuevo estudio

La investigación de imágenes cerebrales más grande hasta la fecha ha arrojado una luz inquietante sobre el impacto del coronavirus en nuestros cerebros

Foto: Foto de archivo. (iStock)
Foto de archivo. (iStock)

El covid persistente y sus síntomas han copado las investigaciones sobre las secuelas del coronavirus durante varios meses. Y no es de extrañar, porque entre el 10 y el 20% de quienes lo han sufrido podrían continuar con sintomatología semanas después de la infección, tal y como apuntan diversos estudios internacionales. Llegando a identificar un estudio los 203 síntomas diferentes que se prolongan tras haber sufrido el virus en 10 sistemas de órganos diferentes en el cuerpo.

Foto: Entrenamiento olfativo, una ayuda para recuperarse de la anosmia por covid. (EFE)

En la actualidad se empiezan a investigar las secuelas menos visibles que el covid-19 ha dejado en nuestro organismo. El último informe relevante es el estudio de imágenes cerebrales más grande hasta la fecha, que ha arrojado una luz inquietante sobre el impacto del coronavirus en nuestros cerebros.

Incluso en aquellos con un caso leve o moderado, una infección por SARS-CoV-2 se asoció con cambios neurológicos "significativos" y pérdida de materia gris.

El estudio, publicado en la revista 'Nature', analizó los escáneres cerebrales de 785 personas del Reino Unido con edades comprendidas entre los 51 y los 81 años. Los escáneres se realizaron con una diferencia media de 38 meses y se realizaron junto con pruebas cognitivas.

"Hasta donde sabemos, este es el primer estudio de imágenes longitudinales del SARS-CoV-2 en el que los participantes fueron inicialmente escaneados antes de que alguno se infectara", señala el informe de la investigación, dirigida por el profesor de la Universidad de Oxford Gwenaëlle Douaud. "Nuestros análisis longitudinales revelaron un impacto significativo y perjudicial asociado con el SARS-CoV-2", apuntan.

placeholder Douaud et al. ('Nature')
Douaud et al. ('Nature')

Los cambios estructurales parecían ser persistentes. Las exploraciones se realizaron de media 5 meses (141 días) después de que la persona enfermara de covid-19, aunque el tema tendrá que ser su duración y si son o no reversibles, algo que se verá en futuras investigaciones.

Ya se conocía que el coronavirus tiene un impacto en nuestros cerebros, pero este estudio es el primero en comparar los propios escáneres cerebrales de las personas, tanto antes como después del covid, lo que minimiza la posibilidad de que se haya producido algún daño antes de la infección.

Los investigadores también compararon los escáneres cerebrales con gente que no se había infectado con el SARS-CoV-2 durante el periodo de estudio, proporcionando así un grupo de control. En concreto, la investigación se ha realizado a través del acceso a la información del Biobanco del Reino Unido, que contiene datos de salud e imágenes tomadas de voluntarios a lo largo de los años.

Pérdida del 0,7% de materia gris

Del total de 785 sujetos que fueron escaneados inicialmente, 401 dieron positivo de coronavirus antes de regresar para sus próximas pruebas. Los otros 384 no habían dado positivo por covid-19 durante el estudio y actuaron como grupo de control.

En comparación con sus primeros escáneres cerebrales, aquellos que habían sido infectados sufrían un daño del tejido cerebral, especialmente notable en la corteza piriforme, el tubérculo olfativo y el núcleo olfativo anterior, regiones del cerebro asociadas con el olfato y el gusto, así como con la memoria.

Estas personas también contaban con puntajes sutilmente más bajos en las pruebas cognitivas que antes y tenían atrofia en el cerebelo, un área del cerebro asociada con la cognición.

placeholder Douaud et al. ('Nature')
Douaud et al. ('Nature')

Específicamente, la infección por SARS-CoV-2 se asoció con una pérdida del 0,7% de materia gris en las regiones cerebrales afectadas. Como contexto, los autores comparan eso con aproximadamente el 0,2% de la materia gris que normalmente se pierde en los adultos cada año en la mediana edad.

Para asegurarse de que sus resultados fueran específicos para el coronavirus-19, los investigadores también realizaron un análisis de control en otro grupo más pequeño de 11 personas que habían tenido neumonía no asociada con el virus, y encontraron que estos impactos cerebrales no se observaron en pacientes que habían padecido una enfermedad respiratoria regular.

placeholder Douaud et al. ('Nature')
Douaud et al. ('Nature')

Es importante hacer hincapié en que muchos de los que acusaban coronavirus en el estudio no tenían un caso grave. Incluso cuando las 15 personas que habían sido hospitalizadas con la infección fueron excluidas de los resultados, los efectos del virus aún eran visibles en el cerebro. Cabe destacar que el estudio puede brindarnos más información sobre cómo una infección por SARS-CoV-2 daña el cerebro, algo que los expertos todavía no entienden.

Los autores del estudio sugieren tres posibles mecanismos para el daño en su estudio. Uno es la propagación degenerativa del covid-19 a través de vías olfativas en el cerebro. También sería posible que el virus en sí no esté llegando al cerebro, pero lo esté afectando de otras maneras: ya sea a través de la inflamación general del sistema nervioso o provocando la pérdida de información sensorial debido a la pérdida del olfato.

No entres en pánico

Aunque la investigación es sólida, quedan grandes preguntas sin respuesta. Por un lado, el estudio no valoró los datos sobre la gravedad de cada caso. Por ejemplo, no está claro cuáles fueron los niveles de oxígeno de cada paciente durante la infección, como matiza la neurocientífica Sarah Hellewell, que no participó en la investigación.

Foto: Foto: iStock.

También es importante tener en cuenta, por los meses de investigación, que el estudio no incluye las variantes delta y ómicron. Además, estos resultados se analizaron como una muestra grupal, por lo que los resultados no son directamente aplicables a individuos.

"La gente no debe entrar en pánico si ha tenido covid-19. Los cambios cerebrales observados fueron relativamente pequeños y a nivel de grupo, por lo que no todos tuvieron los mismos efectos", tranquiliza la neurocientífica. "Se necesita más investigación para saber si estos cambios se mantienen, revierten o empeoran con el tiempo, y si existen tratamientos que podrían ayudar", añade.

El covid persistente y sus síntomas han copado las investigaciones sobre las secuelas del coronavirus durante varios meses. Y no es de extrañar, porque entre el 10 y el 20% de quienes lo han sufrido podrían continuar con sintomatología semanas después de la infección, tal y como apuntan diversos estudios internacionales. Llegando a identificar un estudio los 203 síntomas diferentes que se prolongan tras haber sufrido el virus en 10 sistemas de órganos diferentes en el cuerpo.

Coronavirus
El redactor recomienda