Las claves de las variantes de covid que preocupan a la ciencia y la contrarrespuesta
  1. Bienestar
Análisis

Las claves de las variantes de covid que preocupan a la ciencia y la contrarrespuesta

En medio de tanta incertidumbre, la realidad se impone a la luz de la ciencia. El director del grupo SaBIO del IREC nos cuenta el escenario actual y futuro tras la aparición de nuevas cepas del SARS-CoV-2 en pleno avance de la vacunación mundial

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@glencarrie.
Foto: Unsplash/@glencarrie.

Los problemas derivados de la emergencia de 'variantes preocupantes' (mala traducción de 'variants of concern', VOC) son dos: primero, su efecto sobre la transmisión y, segundo, sobre la inmunidad adquirida. La inmunidad adquirida tras infecciones anteriores podría ser menos protectora contra la reinfección con algunas de las nuevas variantes del SARS-CoV-2. Además, algunos linajes mutantes también podrían reducir la eficacia de las vacunas covid-19 y requerir algunas adaptadas o refuerzos. Continuamente emergen nuevas VOC, y lo seguirán haciendo mientras el virus circule ampliamente por la población mundial.

" Se requiere un enfoque de salud global que busque una interacción equilibrada de la humanidad con la naturaleza y un control de enfermedades más holístico"

La variante B.1.1.7 (mal llamada británica) es la VOC más frecuente en Europa. Se transmite más (56% más), posiblemente porque da lugar a mayores cargas virales o porque cause infecciones más prolongadas. Aunque no está claro que curse con mayor severidad (a favor el Grupo Asesor para Emergencias del Reino Unido), ni que afecte más severamente a niños y jóvenes.

La variante que se impone

En cualquier caso, su mayor transmisibilidad hace que B.1.1.7 se imponga progresivamente a las demás variantes. Además, esa mayor capacidad implica que se necesitará una mayor tasa de vacunación para lograr la ansiada inmunidad de rebaño (no bastaría con el 70%). En la vecina Francia se prevé que B.1.1.7 pase a ser la variante dominante entre finales de febrero y mediados de marzo, causando un nuevo pico de hospitalizaciones equivalente al de la primera ola a no ser que se tomen medidas adicionales.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Para el conjunto de Europa, el ECDC también predice un incremento significativo de la mortalidad diaria por 100.000 habitantes a partir de marzo si no continúan y se refuerzan las medidas de intervención no farmacológicas.

Noticias esperanzadoras

El país más adelantado en cuanto a la administración de vacunas frente a covid-19 es Israel, que ya cuenta con un 40% de población vacunada. La primera dosis de la vacuna de RNA mensajero puede haber reducido la incidencia de infección en un 51%, y la eficacia tras las dos dosis podría ser del 95%. Reino Unido, que lleva un 23%, también comienza a mostrar señales del efecto de la vacunación.

Los datos disponibles hasta ahora para las vacunas han demostrado protección contra formas clínicas de infección. Sin embargo, hay datos recientes que sugieren además una reducción en la duración de la diseminación viral y en la propia carga viral entre los receptores de diferentes vacunas. Esto es muy importante, porque daría lugar a un impacto de la vacunación sobre la transmisión viral, algo que impulsaría el efecto de las campañas de vacunación sobre la dinámica de la pandemia.

Recomendaciones a corto plazo

De manera inmediata, tanto el ECDC como el comité covid-19 de 'The Lancet' recomiendan intensificar las medidas de intervención no farmacológica (distanciamiento, mascarillas, etc) para minimizar la transmisión comunitaria junto con el rápido despliegue de las vacunas. Lo contrario de lo que estamos observando en estos días.

Ante la mayor transmisibilidad de algunas VOC, el Robert Koch Institute alemán incide en la transmisión inadvertida a través de aerosoles. La excreción por aerosoles aumenta bruscamente al hablar, cantar o reír a carcajadas, y esto incrementa significativamente el riesgo de transmisión en interiores, incluso a distancias superiores a 1,5 m. La ventilación conduce a una reducción de aerosoles infecciosos y, por lo tanto, es una parte importante de las medidas de protección. Implicaciones para la hostelería: mejor las terrazas que los interiores. En cuanto a colegios, el ECDC aconseja fortalecer las medidas de mitigación y, como último recurso después de que ya se hayan aplicado otras pautas en la sociedad, considerar el cierre parcial o completo de las aulas durante periodos cortos.

Las analíticas para la detección de SARS-CoV-2 deben ser flexibles y adaptarse rápidamente a los cambios, según la epidemiología local y los recursos. Las personas deben poder acceder a pruebas (por ejemplo, test de antígeno) rápidamente para permitir el inicio inmediato del rastreo de contactos. Es prioritario, además, monitorizar la circulación de VOC a partir de muestras representativas de cada país y con regularidad suficiente. Esto implica más secuenciación y mejor intercambio de información para el seguimiento de las VOC.

Y a medio plazo

Las VOC pueden surgir de distintas formas. La más sencilla, su aparición por azar cuando hay millones de personas infectadas. Pero, además, cuando aplicamos distanciamientos y usamos mascarillas, estamos seleccionando las VOC más transmisibles, y cuando vacunamos, o donde ya existan muchas personas con inmunidad adquirida por haber pasado la infección, tenderán a seleccionarse variantes con capacidad de escapar a los anticuerpos. También es posible que las personas con infecciones duraderas, que han podido además ser tratadas con plasma de convaleciente o con antivirales, supongan un campo abonado para la evolución del virus. Finalmente, también están los hospedadores animales, a los que el virus necesita adaptarse en un proceso del que puedan surgir nuevas variantes de importancia en salud pública.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Debido a estas incertidumbres asociadas con la forma en que surgen las VOC, el ECDC recomienda evitar situaciones prolongadas en las que una gran proporción de la población sea parcialmente susceptible, vigilar la transmisión zoonótica de SARS-CoV-2, y monitorizar y aislar a los pacientes con infecciones prolongadas. Pensando de manera más global, según los expertos de 'The Lancet', es necesaria la cooperación mundial para facilitar el acceso a las herramientas covid-19 para todos los países (como la iniciativa COVAX), incluyendo la previsión de herramientas de financiación.

En el futuro, es probable que sea necesario basarse en la información sobre secuenciación y circulación de VOC para adaptar continuamente la producción de vacunas a las principales VOC emergentes. Se requiere un enfoque de salud global que busque una interacción equilibrada de la humanidad con la naturaleza y un control de enfermedades más holístico, capaz de prevenir futuras pandemias como la que estamos viviendo.

Christian Gortázar es catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha. Formó parte del Proyecto Antigone (Anticipating the Global Onset of Novel Epidemics). Actualmente, es jefe del grupo SaBio del IREC.

Coronavirus